Basauri

Natalia Gardeazabal (EH Bildu): “Los vecinos tienen ideas más acertadas, frescas y realistas sobre las necesidades de Basauri”

Natalia Gardeazabal, en su despacho del Ayuntamiento de Basauri / Bidebieta

Natalia Gardeazabal, nacida en Ariz en 1967 y profesora en el Instituto de Educación Secundaria de Urbi, es desde 2015 portavoz de EH Bildu en Basauri. El feminismo y la defensa de los derechos de la mujer han centrado su trayectoria política. Hablamos con ella sobre las cuestiones más importantes a las que se enfrenta Basauri en el corto-medio plazo, como la consulta del 17D, la situación de los jóvenes, de los barrios, el desempleo y las necesidades sociales del municipio.

El 17D se celebra por primera vez una consulta popular en Basauri. ¿Qué esperáis de ese día? Creemos que es un hito histórico al que se ha llegado tras un largo proceso cuyo epílogo es la consulta. Por primera vez, los basauritarras van a ser protagonistas de la decisión para un proyecto de gran envergadura urbanística. Esto es lo que nosotros entendemos por democracia, que la ciudadanía participe en las decisiones, no solo con el acto de ir a votar cada cuatro años. Pensamos que la consulta del 17D será todo un éxito.

¿Cómo veis desde EH Bildu el proyecto de regeneración sobre el que se votará? No es el proyecto que nosotros hubiéramos hecho, pero tras muchas negociaciones y participación, hemos logrado mejorarlo; aunque en algunas cuestiones estamos de acuerdo, en otras lo estamos menos. Pero dejamos libertad de voto, creemos que lo más importante es que la ciudadanía esté bien informada antes de decidir su voto: se han habilitado teléfonos, se han enviado folletos a los domicilios y vamos a dar charlas informativas.

Recientemente habéis propuesto incluir ayudas al alquiler para los jóvenes. ¿Qué problemas veis en la juventud basauritarra? La problemática de la juventud es un tema de primera magnitud, la precarización estructural es alarmante y esto repercute en todos los ámbitos de la vida. Desde el ámbito municipal, hay que agotar todas las herramientas para que puedan desarrollar una vida independiente. Teniendo en cuenta lo que sucede en otros municipios, hemos pedido que se habiliten ayudas para el alquiler de pisos a los más jóvenes. Lo propusimos en la Comisión de Juventud, pero el equipo de Gobierno lo ha trasladado a la de Urbanismo, lo cual nos preocupa. La Comisión de Juventud no de debería ser solo par asuntos de ocio, deportes o fiestas.

Hace unos meses se aprobaba la creación de un Consejo de Inclusión Social tras una propuesta vuestra. ¿Cuándo se pondrá en marcha? Desde hace tiempo, reivindicamos la creación de un Consejo de Inclusión Social. De hecho, fue aprobado en marzo de 2016 y todavía no se ha puesto en marcha. Creemos que es vital para que se puede hacer un retrato más realista de la situación social de los basauritarras y actuar en consecuencia para paliar los problemas de precariedad, más allá de las ayudas que provienen del Gobierno vasco y la Diputación. Un ayuntamiento tiene que proponer todo lo posible para ayudar a los que peor lo pasan, teniendo en cuenta que además Basauri es una de las localidades con más paro. Y algo muy importante: los ciudadanos tienen que tener toda la información posible sobre las ayudas a las que tienen derecho. Tenemos que hacer todo el esfuerzo, porque por ejemplo desde organismos como Baietz Basauri, que trabaja con políticas sociales, nos suelen decir que la gente no sabe a qué ayudas tiene derecho si está pasando por una situación precaria.

basauri eh bildu 2015 elecciones natalia gardeazabal mitin

Natalia Gardeazabal, en el centro, durante la celebración de un mitín antes de las elecciones de 2015 / Bidebieta

El paro también se ceba en Basauri. ¿Qué proponéis, por ejemplo, respecto a la situación de los trabajadores de Edesa? Se trata de algo estructural, la desindustrialización de Bizkaia es alarmante, no entendemos como no hay una mesa de urgencia para tomar decisiones prioritarias ante la sangría de puestos de trabajo y la desaparición del tejido industrial. En este sentido, Basauri no se libra y creemos que está un poco olvidada en inversiones, infraestructuras, industria, empleo… De todo ello, una consecuencia palpable es lo que ocurre con Edesa, sobre todo por el carácter simbólico que tiene para el municipio. Nadie se siente responsable, pero es el resultado de una falta de política industrial.

Otra de vuestras grandes preocupaciones son los barrios. Es fundamental tener contacto directo con los agentes sociales, especialmente con las asociaciones de vecinos, que te dan ideas más acertadas, frescas y realistas sobre sus necesidades. Creemos que se podría hacer mucho más por los barrios, sobre todo en casos concretos como el de Larrazabal. En este caso, los vecinos ya no tienen paciencia, tienen unas necesidades imperiosas y están abandonados. Es un problema muy complejo donde se mezclan cuestiones socioeconómicas con degradación urbanística, que no puede solucionarse con parches coyunturales. De hecho, en el próximo pleno haremos una pregunta al equipo de Gobierno sobre unas subvenciones del Gobierno vasco para rehabilitación y regeneración de viviendas con determinadas características que podrían ser válidas para Larrazabal. Nos sorprende mucho no encontrar a Basauri dentro de los municipios que se beneficiarán de este plan. No solo por Larrazabal, también por Urbi y por otras zonas, que tienen viviendas muy antiguas en condiciones precarias.

En breve se comenzará a trabajar sobre los presupuestos de 2018. ¿Cuáles serían vuestras propuestas para su elaboración? Todos los años nos encontramos con dos grandes carencias. Por un lado, nos venden unos presupuestos participativos, pero no creemos que sean así. El equipo de gobierno sabe ya donde se va a gastar el dinero, pero hace un simulacro de participación ciudadana de cara a la galería. Por otro, pensamos que son unos presupuestos opacos, es imposible saber a que van destinadas las partidas, porque son muy genéricas, por eso muchas veces pedimos información más transparente, clara y legible, pero claro, no podemos hacerlo continuamente. No obstante, solemos proponer enmiendas parciales y hemos conseguido mejoras. Nuestra actitud siempre es dialogante.

Arriba