Basauri

Soraya Morla (PSE): “Larrazabal no es para tirarlo, apuesto por la rehabilitación del barrio”

Soraya Morla, en su despacho del Ayuntamiento de Basauri / Bidebieta

Soraya Morla (Basauri, 1971) es desde 2015 la portavoz del PSE-EE en el Ayuntamiento de Basauri en sustitución de Loly de Juan, que estuvo más de 20 años a la cabeza de la formación socialista. En las elecciones de 2015, el partido bajó de 7 a 4 concejales, pero en la actualidad es el principal partido de la oposición, por lo que en abril de este año, se aprobaba su  liberación completa. Hemos hablado con ella sobre sus propuestas para Basauri.

Quedan días para consulta del 17D. ¿Cuál es la postura del PSE? Esta consulta tendría que haberse hecho en 2011, pero aquí la tenemos casi 6 años después, lo que ha hecho que se retrasen muchos temas y el trabajo elaborado anteriormente quede en saco roto. Creo que en el PSE no somos sospechosos de no preguntar, pero estamos en una democracia representativa, si nos han votado, estamos aquí para gestionar lo que la ciudadanía te demanda y no pasarles esa responsabilidad a ellos. Pienso que el proyecto, realmente, no borra la cicatriz del municipio, es solo una especie de parche. El Master Plan de 2010 era mucho más ambicioso. El proyecto de Bidebieta-San Fausto-Pozokoetxe no representa el modelo que queremos en el PSE: queremos un pueblo grande, con progreso, parecernos a Bilbao como ciudad.

Desde el PSE, habéis incidido en la falta de vivienda dentro del proyecto, más que la inviabilidad económica que han aducido otros partidos. La inviabilidad económica es una realidad, pero lo que realmente nos preocupa es que este proyecto se queda pequeño para Basauri. No se pueden hacer en unos 80.000 metros cuadrados solo 150 viviendas nuevas. En realidad, son unas 270 pero hay que descontar los realojos. De este modo, se está malgastando el poco terreno que tenemos en el municipio. Dentro de 10 años, los jóvenes basauritarras no van a tener posibilidades de encontrar piso en Basauri.

¿Qué otras necesidades para Basauri veis desde el PSE? Desde que comenzó la legislatura, estoy comprometida con un contrato ciudadano para luchar por diferentes acciones que nos han pedido los basauritarras. Son más de 80 medidas en todos los ámbitos y son todas realizables. Por ejemplo, en el tema cultural vemos muchas carencias. Durante nuestra legislatura había más acciones culturales, que, aunque eran pequeñas, llenaban de vida Basauri. El festival de magia, los músicos callejeros, la feria del libro, los mercados medievales… Y algo muy importante: el ocio infantil. Creemos que actualmente es muy limitado, aunque hemos conseguido que se mantenga Eguzkitan y que vuelvan las matinales de cine a través de enmiendas en el presupuesto.

basauri elecciones 2015 valoracion pse soraya morla

La portavoz del PSE de Basauri, tras las elecciones municipales de 2015 / Bidebieta

¿Y cuál es vuestra postura ante los problemas de Larrazabal? Nos preocupan las viviendas que están fuera de ordenación urbana. Estamos con el PGOU desde hace casi 20 años y vamos a cuentagotas. Estas viviendas están en el limbo y ese es uno de los grandes problemas que afecta a Larrazabal. No veo que sea un barrio para tirarlo, abogaría por una rehabilitación bien entendida. Así, se borraría la barrera que tiene con el pueblo y una vez que se haga eso acabarían muchos de sus problemas. Respecto al conflicto vecinal, creo que debe llevarse en petit comité por motivos de seguridad y que no debe politizarse bajo ningún concepto. Pero recalco que el problema va más allá del conflicto vecinal. De hecho, un estudio reciente revelaba que los vecinos ven las insfraestructuras como el mayor problema de la zona.

En las últimas semanas, uno de los acuerdos más importantes ha sido la subida un 2% de la mayoría de tasas municipales. ¿Cuál fue vuestra propuesta como principal partido de la oposición? Los vecinos tienen que ver los impuestos como una mejora para el pueblo, no como una penalización. Conseguimos que en vez de un 2,6%, la subida general fuera de un 2%, excepto en algunas cosas como lo de las tasas de la basura, que nos abstuvimos porque pensamos que la subida debería haber sido progresiva. También nos abstuvimos en la subida de la licencia de taxi, porque al fin y al cabo son autónomos y encima no se va a notar en las arcas municipales porque no son muchos.

¿Qué balance harías de la legislatura una vez pasados más de dos años desde su inicio? Creo que habría volver a poner en marcha Basauri. En estos últimos seis años, no vemos apenas acciones. Los puentes, ascensores o la pasarela de Urbi o la Escuela de Idiomas, fueron, entre otros muchos, proyectos que se aprobaron en nuestra legislatura.

Arriba