Basauri

Francisco Panera: “Nunca imaginé la gran conexión que se puede establecer con el lector”

El autor basauritarra presentará su novela el 8 de noviembre en el Kultur Etxea de Ibaigane / Francisco Panera

Nacido en Bilbao en 1968 y trabajador del laboratorio de Bridgestone, el basauritarra Francisco Panera acaba de publicar su tercera novela ‘Siete cuerdas’ (Nova Casa Editorial), “un viaje por el convulso final del siglo XVIII y por su música”, explica. Panera presentará su nuevo trabajo el próximo 8 de noviembre en el Kultur Etxea de Ibaigane (19:00 horas). Mientras tanto, puedes ver contenidos extra en la web www.sietecuerdas.com

La música es una de las grandes protagonistas de la obra. En aquel tiempo la música no podía ser capturada en grabaciones, por lo que era un acontecimiento único e irrepetible. Ese concepto sobrevuela la trama de la novela y de sus personajes. Los protagonistas son dos músicos entre los que hay una relación amor-odio que solo la música parece capaz de sostener. Mas que un argumento mas o menos atractivo lo que realmente creo que puede enganchar al lector y con lo que mas disfruto como autor, es dando vida a tantos personajes, algunos ficticios obviamente, pero un buen puñado de ellos son históricos y eso siempre es un reto.

¿Por qué lugares se desarrolla la historia? El viaje parte de una aldea en Zuberoa, pasando por el París revolucionario, la Viena amable y musical donde Mozart está a punto de estrenar su última ópera. Posteriormente el relato acompaña a una orquesta que viaja por Francia ocultando en su seno a huidos de la justicia revolucionaria, hasta que la guerra que estalla entre la república francesa y el reino de España, tras la decapitación de Luis XVI, provoca un giro en la narración. Ahí la acción se desarrolla a los dictados de la guerra hasta que esta historia llegue a un Bilbao invadido por el ejército revolucionario francés.

Es ya tu tercera novela, y como en ‘Mentir es encender fuego’ y ‘El sueño de Akala’ se trata de una novela histórica. ¿Qué es lo que te gusta de este género? Me resulta muy estimulante recrear el pasado pero siempre con personalidades en los personajes que considero intemporales. Huyo de ceñirme a ideas preconcebidas que nos han sido inculcadas, normalmente porque se establece un credo oficial de como era, o como se pensaba, o como se vivía en tal o cual época. Este género me permite viajar al pasado y adoptar la historia comúnmente aceptada de ese tiempo solo para trazar el rumbo del relato. Una vez sumergido en él, dar forma un universo de sentimientos o actitudes que puedan incluso confrontar contra el concepto que tengamos de aquellos tiempos. Quiero que el lector, pueda reconocer entre las páginas de la novela, actitudes o situaciones que a pesar de la distancia en el tiempo, le sean comunes.

 ¿Cómo te inspiras, investigas y cómo trabajas este tipo de novela?Lo de la inspiración es el gran misterio, ¿de donde surgen las ideas? ¡Quien sabe! En mi caso transcribo las ideas que me sobrevienen y que dan pie a un breve relato. Algunos quedan en nada, otros evolucionan y se adaptan a lo que después puede llegar a ser un novela. Pero el paso importante y definitivo es decidir en un momento determinado la dirección que seguirá una futura novela, después llega la labor de documentación. Con tres novelas hasta ahora, podría decir que cada una me ha llevado aproximadamente un par de años de trabajo, quizá un poco mas. De ese tiempo, los primeros meses son para documentarse. Leo muchos, pero muchos libros relacionados con el argumento, tanto de historia, como ensayo, consulto todo tipo de fuentes que me puedan aportar datos, visito escenarios de la futura novela, consulto archivos históricos para argumentar la acción o incluso encontrar en ellos, como ha sucedido en Siete cuerdas, personajes que después aparecerán en el relato. La labor de documentación es amena para un aficionado a la historia como soy. Siempre asoman en esa investigación nuevas ideas. ¡Y después a escribir! Aunque seguiré documentándome a medida que surgen dudas, porque la escritura a veces es un ejercicio de libre albedrío, impredecible.

Francisco Panera en una feria durante la promoción de su anterior novela // Francisco Panera

¿Tienes autores de cabecera de este género? Normalmente las obras de los autores muestran una evolución a lo largo de sus vidas y soy mas de novelas concretas que de autores, pero vamos, que Robert Graves ha escrito la mejor novela histórica que he leído, ¿a que os suena ‘Yo, Claudio’? Es magistral. Yourcenar, Posteguillo… ¡hay tantos! Julio Llamazares con su ‘Luna de lobo” , o incluso Ken Follet, con ‘Los pilares de la tierra’, una obra tan criticada como ensalzada, yo soy de estos últimos. Otra cosa es lo que vino después, pero abrió una senda que otros autores han seguido. Y no me voy a olvidar por supuesto de Toti Martinez de Lezea, que además de ser de casa, ha escrito novelas geniales.

A nivel de Euskadi, ¿hay muchos autores que toquen este género? ¿Crees que goza de ‘buena salud’? Vaya por delante que leo de casi todo, no solo novela histórica, pero tengo claro que aquí Toti es un referente, pero hay mas autores. Ocurre que se tiende a situar la novela histórica bastante alejada en el tiempo, y no comparto esa idea. Nuestra historia reciente da pie y lo seguirá haciendo, a la publicación de grandes obras literarias, estoy seguro. Añadamos a eso, que cada vez se escribe mas, pues nunca había habido tantos autores y tantas publicaciones. Otra cosa es como llega todo esto al público, porque salvo en autores consagrados, las editoriales tienden a realizar ediciones cortas al tiempo que publican un mayor número de títulos. Sinceramente creo que la literatura vasca en general goza de muy buena salud.

¿Qué impresiones recibes de los lectores desde que comenzaste a escribir? Es lo mejor. Cuando publicar una novela era solo un sueño, no me imaginaba la conexión que se puede establecer con aquel lector que se toma la molestia de enviarte un correo electrónico, o con el que conversas y comparte la experiencia de leer algo que has escrito. Gracias a ellos he descubierto autores y lecturas a las que seguramente no me habría acercado.

Basauri ha sido protagonista en tus novelas. ¿Crees que es un lugar ‘literario’? Esta última novela esconde “alguna” sorpresa al respecto. Los lectores de mis anteriores trabajos reconocerán algún que otro guiño que espero sea de su agrado. Son muchos los escenarios de esta novela, pero ya os adelanto que el San Miguel de Basauri de finales del XVIII, Bilbao y otros lugares cotidianos para los de por aquí, asoman por las páginas de ‘Siete cuerdas. Y por supuesto que es un lugar literario, baste recordar “La banda de Arruti”, última novela de otro basauritarra, Jon Arretxe. Novela negra, canalla y muy divertida ambientada en plenos Sanfaustos. Si no la habéis leído, ya estáis tardando.

Has publicado tres novelas en 6 años, ¿cómo se compagina el trabajo de escribir con tu ocupación? Es muy sacrificado pero lo hago. Un trabajo a turnos condiciona totalmente las horas de descanso, las relaciones con tu entorno cercano e incluso el ocio. Escribir una novela roba mucho tiempo y ciertamente renuncias a otras cosas. Tardé muchos años en descubrir que escribir era mi pasión. Ahora al ser y sentirme escritor procuro disfrutarlo sin por ejemplo, descuidar mi vida social. Necesito de mi gente, debo divertirme, ¡claro que si!, pero no me ato al escritorio por ser mas prolífico, y reducir el intervalo de publicación entre mis novelas. Seguiré inventando historias y personajes, pero nunca al precio de descuidar a los amigos, a la familia. No hay nada mas importante.

Arriba