Basauri

Jesús Antonio Ruiz: “Una pareja de Vitoria me compró una vez 1.200 perfumes para su colección”

Jesús Antonio lleva desde 1963 regentando la Droguería Asun / Bidebieta

Basauritarra de toda la vida, aunque nacido en Bilbao en 1945, Jesús Antonio Ruiz regenta desde hace 55 años la Droguería Asun, una de las tiendas más antiguas de Basauri. Inaugurado en el año 1963, este establecimiento ubicado en la calle Doctores Landa atesora joyas de perfumería y cosmética imposibles de encontrar en otro sitio. Ahora, se ha lanzado también a la venta por Internet y todavía está asombrado por la cantidad de perfumes legendarios como Farala, Agua Brava, Agua de Luna o Eau Jeanne que vende online. Su local es tan peculiar que hasta los autores del famoso libro ‘Yo fui a EGB’ no han dudado en fotografiar muchos de sus tesoros para ilustrar sus libros superventas.

¿Cuándo comenzaste a trabajar en la droguería Asun y por qué? Mis padres procedían de Poza de la Sal (Burgos) y estuvieron un tiempo en Santander pero un tío de mi madre regentaba una tienda de ultramarinos en Basauri y, como tenía mucho trabajo, vinieron a vivir y a trabajar aquí. Yo desde muy pequeño, después del cole, me encargaba de repartir alimentos por las tiendas de Basauri. Aunque poco después mi padre empezó a trabajar en Talleres San Miguel y, años más tarde, mi tío compró la lonja de la droguería y el primer piso, donde vivo ahora. Mis padres decidieron poner este negocio para mi hermana. Mientras, yo hacía la mili, aquí en Basauri, y cuando terminé mi hermana se iba a casar, así que finalmente me quedé yo atendiendo el establecimiento. Por aquel entonces tendría unos 22 o 23 años.

Desde entonces han pasado nada más y nada menos que 55 años. ¿Cuál es el secreto para seguir funcionando? La clave de esta droguería perfumería es que mantiene a la venta muchos perfumes y fragancias que ya están descatalogados. Aromas que nos recuerdan a los años 70, 80 o incluso 90. Y también tenemos mucho género que no se puede encontrar en otro sitio, como horquillas invisibles para los moños, bigudiés para la permanente antigua, pinzas pato…Me viene gente de Arrigorriaga, Galdakao o incluso Bilbao para comprar cosas que no encuentran en otro sitio. Además tenemos productos actuales de todo tipo. Pero sobre todo hoy en día sobrevivimos por la venta en Internet a través de la web www.perfumeslegendarios.blogspot.com

¿Cómo decidiste dar el paso a la venta online? Hace unos 4 o 5 años me hicieron un reportaje en un medio de comunicación y a raíz de ahí empece a tener muchas visitas y llamadas, no solo de medios de todo el Estado, también de personas interesadas en adquirir perfumes como Agua Brava, Farala, Agua de Luna, Eau Jeune…. Tenemos más de 500 modelos de colonias y la verdad es que desde entonces es todo un éxito. Me acuerdo que en aquella época vendí 1.200 botes de colonia a una pareja de novios de Vitoria que coleccionaban perfumes antiguos. Hace poco he enviado una caja con 30 frascos de colonia.

Jesus Antonio repasando el primer libro de cuentas de la droguería, que todavía conserva / Bidebieta

Dada la ubicación de la droguería habrás vivido en primera persona muchos acontecimientos ocurridos en Basauri durante estos 50 años. ¡Claro! Recuerdo especialmente los años 70, cuando la situación digamos que era un poco convulsa y sobre todo durante la época en la que mataron a Antón Ferrero. Había muchísimas huelgas y una vez tuve que resguardar en el patio interior que hay junto a la tienda a unas 40 o 50 personas que escapaban de la Guardia Civil. Otras veces, hasta cerraba la puerta por temor a que pasara algo. Además, como he sido voluntario de Protección Civil durante muchos años, también he intervenido desde aquí para ayudar en accidentes, incendios, escapes de gas…

En la parte positiva, también rodaste un anuncio para Detergentes Elena. ¿Cómo fue la experiencia? Creo que fue en el año 1971. Primero recibí una carta de una empresa de Madrid y a los pocos días vinieron unas personas que observaron toda una mañana cómo trabajaba. Firmamos un contrato y todo y me pagaron 10.000 pesetas de la época. Vinieron una tarde de miércoles a rodar y estuvimos desde las 5 hasta las 10 de la noche. Fue todo un espectáculo porque se presentaron tres camiones que llevaban todo lo que necesitaban: decoración, generadores de luz, sillas, focos, trípodes… ¡Y vinieron 17 personas! Los maquilladores me afeitaron y maquillaron y me pusieron una bata blanca y tenía que hablar durante 30 segundos. Nunca llegué a ver el anuncio porque en aquella época no todos teníamos tele.

Además de todo el género, en la tienda tienes muchísimas recortes y fotos antiguas de Basauri. ¿Cómo las has conseguido? Los recortes los he ido recopilando poco a poco y las fotos también. Tengo, por ejemplo, fotos de la primera ermita que hubo en Basauri o de la primera corporación del Ayuntamiento y muchas relacionadas con el fútbol, porque soy muy aficionado. Tengo fotos con Clemente, Iturralde, Iribar… Hay muchas personas que vienen a mirar las fotos antiguas, las guardo perfectamente cuidadas en diferentes álbumes, como los recortes de prensa sobre noticias de Basauri, que me encanta repasar de vez en cuando.

Arriba