Entrevistas

Helena González: “El arte puede adaptarse a cualquier espacio haciéndolo extraordinario”

Helena González es una de las artistas seleccionadas para Kaleartean 2019 / Cedida

La artista Helena González (Basauri, 1964) es una de las creadoras seleccionadas para participar en la quinta edición de Kaleartean, un evento que busca transformar la imagen de locales comerciales en desuso del municipio mediante intervenciones creativas. En total, serán 10 los colectivos y artistas que transformarán  espacios del entorno de Karega-El Kalero, los días 31 de mayo y 1, 2, 7, 8 y 9 de junio. En la actualidad, Helena trabaja en diferentes proyectos que “aún están en gestación”, como una publicación, exposiciones e intervenciones artísticas “en lugares inesperados”, precisamente la línea que inspira Kaleartean que, según palabras de Helena, “ofrece la posibilidad de señalar cualquier espacio como un espacio artístico”.

¿Qué supone para un artista participar en un evento como Kaleartean? Para mí, trabajar de forma abierta, acogiendo a las personas visitantes, es una oportunidad para ensayar la posibilidad de sumergir su inconsciente activamente en el mío, para confluir juntas en algún lugar nuevo, raro y extraordinario para ambas. Una feria de arte urbano ofrece la posibilidad de señalar cualquier espacio como un “espacio artístico”, independientemente de lo que la cultura señala de forma general como espacios para el arte (galerías y museos). Es la demostración de que el arte puede aparecer en cualquier lugar transformándolo, puede adaptarse a cualquier espacio haciéndolo extraordinario.

La idea de Kaleartean es darle otra vida a locales en desuso. ¿Cuánto crees que puede hacer el arte por espacios o zonas ‘muertas’? Basta con pensar en Zorrotzaurre (Bilbao) para contestar a esa pregunta, o en Brick Lane (Londres). Son espacios que han sido “entregados” a la creación artística de todo tipo y sus calles transformadas palpitan de otra manera. Los barrios entregados a artistas y a profesiones artesanas se llenan de imaginación y la imaginación atrae a casi todo el mundo. La imaginación, la informalidad, la libertad… es todo lo contrario a la muerte cultural.

¿Puedes adelantarnos algún detalle de lo que podremos ver en tu intervención artística? Solo puedo adelantar el título: “La Hospedería del Misterio”. También puedo decir que se trata de una experiencia especulativa que cambiará todos los días…

¿Has participado alguna vez en eventos artísticos donde se tiene tan cerca y se interactúa tanto con el público? ¿Cómo fueron esas experiencias? Sí. Me gusta mucho. Por un lado me pone muy nerviosa, porque mi naturaleza no es muy social –tiendo bastante al recogimiento- y al mismo tiempo estoy en mi salsa al hablar de lo que hago y al acoger la curiosidad de las personas. La curiosidad de la gente me intriga mucho. Cada persona me parece una oportunidad, un horizonte nuevo, un mundo nuevo… La idea de mezclar otras imaginaciones en la mía siempre me ha gustado mucho.

Kaleartean se celebrará los días 31 de mayo y 1,2,7, 8 y 9 de junio / Kaleartean

¿Qué ventajas tiene para un artista estar tan cerca de su público? ¿Consideras que puede ayudar también a que se acerque al arte gente que no suele acceder a él? Creo que una muy buena manera de transmitir el valor de la creación artística es una forma convivencial, con la artista cerca. Una vez que una persona ha sentido aunque sea levemente, el roce taumatúrgico del arte, querrá más, su curiosidad o/y su intriga quedarán despiertas y abiertas.

Como artista basauritarra, ¿cómo valoras el apoyo de las instituciones a las manifestaciones artísticas? En Basauri tenemos la Beca Juan de Otaola y Kaleartean, en lo que se refiere a artes plásticas, además de unas exposiciones muy interesantes que se programan en La Casa Torre y desde hace muchísimos años. Hay un festival de música –el MAZ-… Podría parecer que hay bastantes cosas, ya suficientes. No, nunca es suficiente. A Basauri le falta muchísimo para ser una ciudad cultural y lo primero que le falta es confianza en su propio potencial.

¿Qué medidas propondrías? Empoderar culturalmente a Basauri es una tarea política y es responsabilidad de las corporaciones municipales. Hay que tener una visión amplia y de largo plazo: todas las inversiones en cultura revierten no solo en el bienestar, sino también en la economía. Esto hay que saber verlo o confiar en las personas que lo ven. Basauri está en una situación y tiene un pasado que pueden ser el abono perfecto para que floreciera aquí una gran comunidad artística. Favorecerlo no es difícil: ceder espacios a bajo precio, organizar muestras,puertas abiertas, invitar a artistas, organizar residencias, localizar financiadores… Solo hay que trabajar.

Y en general, ¿qué salud crees que tiene el arte en el País Vasco? ¿Crees que se necesitan más iniciativas de este tipo o de cualquier otro para darle un impulso? Hay muchas personas artistas en el País Vasco y mucha actividad. Cualquier ayuda es poca y todas son buenas. Hemos de creer que lo que tenemos y lo que hacemos es importante y trabajar con pasión cada una en su lugar. Todas las iniciativas son necesarias.

Arriba