Entrevistas

Asier Miguel: “El fútbol femenino está cada vez más reconocido en Basauri”

Asier Miguel entrena a las chicas de Regional del S.D. Ariz / Cedida

Hace 13 años, cuando tenía 20, Asier Miguel (Basauri, 1988) dejó las botas como jugador de fútbol para convertirse en entrenador. Comenzó con las chicas de la Cooperativa Basauri y a lo largo de los años ha alternado entrenamientos de equipos masculinos y femeninos. En la actualidad entrena a las chicas de Regional del S.D. Ariz, que además se encuentra en plena búsqueda de jugadoras para el equipo base femenino. Hablamos con Asier de los cambios en los últimos años en el fútbol femenino y de los objetivos para la próxima temporada.

Parece que se está viviendo un ‘boom’ del fútbol femenino. Como entrenador de chicos y chicas en los últimos años, ¿has percibido muchos cambios? Desde que yo empecé entrenar hace unos 13 sí que ha habido numerosos progresos. Ahora, los entrenadores están más formados, lo que repercute en las chicas y eso se hace notar en los equipos femeninos a nivel estatal. Ha habido cambios físicos en las jugadoras y también técnicos, porque hay mejores entrenadores, más material, más horas de trabajo… Antes como era el equipo femenino las entrenaba “cualquiera”, pero poco a poco está siendo más reconocido; en nuestro club se las ha apoyado todo lo que se ha podido.

De hecho en el S.D Ariz estáis en plena búsqueda de chicas para el equipo base. Sí, ahora estamos buscando jugadoras nacidas entre 2006 y 2010 para formar equipo, la idea es que también nuestro club tenga equipo base en el femenino. Las interesadas pueden acercarse cada jueves cuando entrenan o bien enviar un correo electrónico a sociedaddeportivaariz@yahoo.es

Jugadoras de los equipos femeninos / S.D. Ariz

¿Hay muchas diferencias entre entrenar a equipos masculinos y femeninos? Sí, desde mi punto de vista hay bastantes. Por ejemplo, la relación que establece el entrenador con las chicas por un lado y los chicos por otro, es muy distinta, al menos teniendo en cuenta lo que yo he vivido. Con los chicos todo de lo que se habla es sobre fútbol. Sin embargo, con las chicas suele haber más confianza, también te hablan de sus estudios, de sus problemas…

¿Y deportivamente hablando? En ese sentido, hay que luchar más para que ellas tengan su lugar para entrenar etc. Y luego está el aspecto físico, donde se notan más diferencias que en el aspecto técnico. Lo cierto es que psicológicamente las chicas maduran antes, pero por cuestiones físicas son más propensas a lesiones, como han puesto de manifiesto varios estudios.

A mediados de temporada comenzaste a entrenar al equipo femenino Regional de S.D. Ariz. ¿Cómo se ha cerrado el curso? Bueno, al haber empezado con otro entrenador ha sido un poco complicado. Yo estaba con los cadetes masculinos y tuve que coger también al equipo Regional. Pero aunque la primera parte de la temporada ha sido un poco floja, la segunda ha ido bastante bien. Al final hemos quedado en la mitad de la tabla.

¿Qué objetivos se marca el equipo femenino para el próximo año? Ahora mismo estamos a tope con la búsqueda de chicas para el equipo y ya hemos fichado a dos de Ortuella y una de Ermua. Lo cierto es que nos vienen muchas jugadoras de fuera. Queremos estar fuertes para afrontar la próxima temporada, la Liga Regional se va a dividir en 1ª y 2ª división y nuestro objetivo es acabar en 1ª Regional. Será complicado porque en Bizkaia y en nuestro entorno más cercano hay equipos muy potentes para competir, como el Ugao, el Arratia o el San Ignacio.

¿Qué apoyo recibís desde las instituciones? En los últimos años sí que se han dado problemas y dificultades a la hora de organizar torneos femeninos aquí en Basauri. En algunas ocasiones hemos traído a equipos femeninos del Barcelona o el Atlético de Madrid, por poner algún ejemplo y ha sido complicado conseguir dinero para sufragar los gastos de transporte, estancia… Lo cierto que los equipos masculinos han tenido más ayudas, pero creo que desde el Ayuntamiento se están haciendo las cosas cada vez mejor y ya le dan más importancia al equipo femenino.

Arriba