Entrevistas

Francy Fonseca: “El proyecto Kandaka Arte y Creación quiere dar una oportunidad a las mujeres migrantes”

kandaka proyecto francy fonseca
Francy Fonseca, de la Asociación Mujeres en la Diversidad / Bidebieta

Latifa, Zulijha, Fatira, Ivette, María, Souad, Fawzia y Hakima se reúnen tres días a las semanas durante tres horas para confeccionar bolsos, carteras, mochilas o sacos térmicos creados de forma artesanal. Además de habilidades para la costura, el proyecto de emprendimiento social Kandaka Arte y Creación les ha brindado la oportunidad de “adquirir seguridad y generar confianza en sus posibilidades”. Así lo explica Francy Fonseca, de Mujeres en la Diversidad, asociación basauritarra que impulsa numerosas actividades para mujeres de todas las nacionalidades y que nos explica todos los detalles de esta iniciativa surgida apenas hace tres meses.

 ¿Cómo surge la idea de poner en marcha Kandaka? A raíz de nuestra colaboración con asociaciones de mujeres musulmanas, donde veíamos sus dificultades a la hora de incorporarse al mercado de trabajo. Estuvimos dándole vueltas para generar un espacio de formación y promoción para mostrar las capacidades de mujeres africanas, generar confianzas y sensibilizar. Todas son muy valiosas y tienen capacidad y se merecen una oportunidad, que normalmente es muy díficil que les den, suelen tener la puerta cerrada en el mercado laboral simplemente por llevar el hiyab, por ejemplo. Al final, llegamos a Kandaka Arte y Creación, que se puso en marcha el pasado 13 de septiembre y cuyo nombre eligieron ellas mismas.

Aunque comenzó para mujeres africanas, en la actualidad son también de otros continentes. En un primer momento se inscribieron 20 mujeres: marroquíes, argelinas y una mujer de Cabo Verde, pero en el transcurso del taller la vida va cambiando y al final han quedado 7 mujeres; proceden de Argelia, de Marruecos y una de Camerún. Después hemos abierto a mujeres de cualquier nacionalidad y ahora se ha incorporado una colombiana. Estamos barajando abrir más posibilidades en 2020.

Kandaka proyecto social mujeres

Complementos elaborados en Kandaka / Cedida

¿Qué tipo de productos confeccionan? Tuvimos un periodo de formación con una costurera y aprendieron a hacer carteras, bolsos, mochilas (tanto infantiles como para adultos), bolsas para ir a la compra y sacos térmicos, que tienen la peculiaridad de que están rellenos con arroz y hierbas marroquíes. Además, la primera tanda de carteras la hicimos con telas reclicadas, de prendas que tenemos en la asociación de ropa donada y las combinamos con algunas telas compradas. De este modo, el proyecto también añade el valor del reciclaje y la reutilización.

Apenas han pasado tres meses desde que comenzásteis, ¿qué balance harías de la experiencia hasta ahora? En noviembre hemos estado en nuestro primer mercadillo, en el Ecomercado de Basauri organizado por Sagarrak y ha sido todo un éxito, estamos muy contentas, porque además se han roto barreras por parte de las propias mujeres. Ver que han podido hacerlo y que a la gente le ha gustado les parecía increíble. ¡Y hasta hemos enviado un pedido a Eibar! Cualquiera puede entrar en nuestra web y hacernos un encargo o un pedido: www.kandakaarteycreacion.es y en info@kandakaarteycreacion.es

Kandaka arte y creacion

Kandaka en el Ecomecardo de noviembre / Cedida

El proyecto se define como un emprendimiento social. ¿Además de confeccionar complementos, qué otras cosas están aprendiendo? En muchos casos, por ejemplo, tienen dificultades para hablar castellano y han conseguido adquirir más soltura en un entorno normalizado para relacionarse. Por otra parte, creo que también se han quitado mucho prejuicios, que están en todas las cabezas y en todas las direcciones. El cómo se ven a sí mismas afecta al cómo se relacionan con la gente. Además, también es muy positivo que hayan sido conscientes de que pueden estar en más espacios. Hasta hemos ido a Donostia a presentar la experiencia. Ellas se sienten reconocidas, perciben que están haciendo algo importante. Por otra parte, también han adquirido disciplina en el ámbito laboral en cuanto a orden, horarios, organización… Muchas de ella no habían trabajado nunca.

¿Hay posiblidades de que el proyecto se convierta en un modo de vida para ellas? Sí. De hecho, el siguiente paso es ver cómo convertir la iniciativa en un emprendimiento cooperativo con una estrategia que nos permita dar el ‘salto’ el año que viene si realmente merece la pena. Tenemos una alianza con Economistas Sin Fronteras, y además gracias a la financiación del Ayuntamiento de Basauri y la Diputación Foral de Bizkaia, hemos podido hacer la página web, trabajar las redes sociales, etc. Nuestra idea es que pueda ser un espacio real de trabajo para mujeres que estén dispuestas a emprender y a aprender en el ámbito textil.

Arriba