Entrevistas

Manu Orozko: “El primer día se recaudaron casi 4.000 euros con el Katilu solidario”

katilu solidario manu orozko
Manu Orozko regenta el bar Katilu desde 2017 / Cedida

Vecino de Basauri desde 1997, Manu Orozko (Barakaldo, 1970), regenta desde hace casi tres años el Bar Katilu, ubicado en Lehendakari Aguirre 66. Además de ser un bar con “muy buen ambiente, buenos vinos y una cocina fantástica”, el local se ha convertido en un rincón solidario. Hace unas semanas, comenzó a recaudar fondos para la construcción de un embalse en Yerragunta, India, de la mano de la Fundación Vicente Ferrer, con la compra de un Katilu. Pero no es la primera vez que Manu lleva a cabo este tipo de iniciativas. En sus 16 años en el mundo de la hostelería, ha conseguido financiar una decena de proyectos.

¿Cómo surge la iniciativa de recaudar fondos para un embalse en localidad india de Yerragunta? La idea surge después de afianzar el proyecto laboral, que ya es sostenible. Por eso ahora ya nos podemos permitir pensar en lo social, y aquí nace la idea del embalse Katilu, para recoger la máxima cantidad de agua posible y destinarla a la diversificación de cultivos.

¿Cuándo comenzó la venta del Katilu solidario y que cifra habéis alcanzado? Comenzó el 4 de febrero y llevamos recaudado más o menos el 40%, cerca de 4.000€. Nuestro objetivo con la venta de Katilus solidarios es llegar a 9.168€. Así que animo a todo el mundo a que nos visite y que vea nuestro panel con el pluviómetro, que va completando cómo se llena el embalse de agua. Cuando tengamos el 50% recaudado, la Fundación Vicente Ferrer dará luz verde al proyecto, así que queda poco.

¿Y cómo está respondiendo la gente de Basauri? Hemos tenido una gran acogida en el pueblo. De los 20€ que vale el Katilu, 13,5€ van directos al proyecto. El resto va para sufragar los gastos del Katilu, creado por Itxaso Goitia y Sergio Barreña. El día del lanzamiento se recaudó un bruto de 3.900€. ¡Gran respuesta! Gota a gota, Katilu a Katilu, como dicen nuestro eslogan.

katilu solidario embalse india

Ya se ha recaudado casi el 40% para el proyecto / Cedida

También lo enviáis online, ¿hay mucha gente que se ha animado? Sí, Itxaso Goitia, la ilustradora, los tiene a la venta en su página Ilustraciones MaryF y ya ha vendido unos cuantos.

No es la primera vez que apoyas proyectos de la Fundación Vicente Ferrer. ¿Cuándo y por qué comenzó esta colaboración con la ONG? Conocí a Vicente Ferrer en 2005 en India. De aquella visita volvimos conmocionados tras ver cómo la fundación soluciona graves problemas para mejorar la vida de la comunidad en Anantapur. Vimos grandes proyectos de educación, sanidad o ecología y Vicente nos dio la confianza para contar todo lo que sentimos en esos días y todo lo que hacen allí por las personas. Así que en 2006 nos pusimos manos a la obra y creamos el rincón solidario en el Restaurante Lepanto de Bilbao, donde trabajaba en ese momento. Desde allí se financiaron unos 10 proyectos que siguen funcionado y en total se han conseguido recaudar aproximadamente 170.000€. Cuándo dejé mi trabajó allí en 2014, hicimos un paréntesis hasta encontrar otro lugar, y lo hemos encontrado en Katilu.

¿Has colaborado con otras ONGs? Sí, con la organización Sonrisas de Bombay, con Jaume Sanllorente, financiado dos guarderías en esa ciudad.

¿Has tenido ocasión de comprobar el resultado de esos proyectos? He viajado siete veces a India. La mayoría de las veces animaba a mis clientes a que me acompañaran y solíamos ir un grupo de unas 14 personas máximo para ver y compartir todo lo que estamos construyendo.

¿En el futuro tienes pensado llevar a cabo más iniciativas solidarias? Me gusta estar en el presente. Hasta que no acabo un proyecto no me gusta avanzar nada del futuro…  Hoy estamos aquí a tope, mañana no se sabe dónde, cuándo y cómo. Pero seguimos soñando.

Arriba