Elecciones

Aralar y Ezker Batua concurrirán en solitario en las elecciones municipales de Basauri

basauri_aralar_zigor_isuskiza_iaki_legarda

Salvo sorpresa de última hora, Aralar y Ezker Batua acudirán en solitario en las próximas elecciones municipales. La izquierda abertzale y Alternatiba no han aceptado la entrada de Aralar en la coalición de izquierdas.

Hoy viernes, 8 de abril, expiró el plazo para inscribir las coaliciones de cara a las elecciones municipales del 22 de mayo y poco a poco las dudas se van aclarando. Salvo sorpresa de última hora, Aralar acudirá en solitario, con Zigor Isuskiza como cabeza de lista -acompañado por Iñaki Legarda y Carme Venaiges-.

Isuskiza ha hablado sobre los contactos que han mantenido durante los últimos meses con las sensibilidades de izquierdas del municipio. Todo apunta a que Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes concurrirán en coalición en las elecciones, pero Aralar no ha entrado en el grupo. Según ha explicado Isuskiza, las razones han sido que varios mienbros de la coalición no ha querido hablar con ellos y que la coalición ha puesto la condición de “no investir a ningún alcalde del PNV, del PSE o del PP”, en contraposición con la máxima de Aralar que es “evitar la reedición del pacto entre socialistas y populares en Basauri”.

{xtypo_info}OCUPAR LOS ASIENTOS DE CONCEJALES{/xtypo_info}Hace cuatro años, Aralar no ocupó el asiento de concejal otorgado por sus votantes debido a que consideró que ese escaño pertenecía a la ilegalizada Batasuna por los votos nulos y en blanco. Durante esta legislatura, Zigor Isuskiza, portavoz de Aralar en Basauri, ha ejercido en la oposición desde los ruegos y preguntas en los plenos, y Ezker Batua ha recogido en comisiones las opiniones de su hasta ahora socio. En estas próximas elecciones, sin embargo, es posible que no se dé la misma situación debido a que diferentes sensibilidades de izquierdas puedan estar representadas en Bildu. Esta nueva situación llevaría a Aralar a replantearse su decisión tomada hace cuatro años de no ocupar los escaños que perteneciesen a la ilegalizada Batasuna.

Arriba