San Fausto

PROGRAMA // San Faustín cumple 30 años y lo celebra con la bajada del río Nervión

basauri_san_fausto_2013_san_faustin

El ‘Gran Circo Español’ será otra de las sorpresas que nos deparará San Faustín en los San Faustos de Basauri, además del premio Mister Barman, los encierrillos y sus habituales poteos.

Surgida de los lodos de las inundaciones de hace treinta años, son una de las cuadrillas más singulares de los San Faustos de Basauri: San Faustín. No forman parte de Herriko Taldeak, tienen su propio programa para-lelos y siempre sorprenden con algún disfráz o espectáculo.

Este año han construido un yate llamado Bidebieta que intentarán ponerlo a flote a las 12:00 horas del domingo 13 de octubre debajo del puente de la A8 a su paso por Basauri, para después comenzar con el descenso del Nervión “a cargo de intrépidos marineros que lucharán contra elemnetos y la fauna marina para llegar a buen puerto”. Según comentan el programa, los mejores miradores para ver el hundimiento con el puente del Social Antzokia y los paseos de las dos riberas.

{xtypo_info}DESCARGAR: PROGRAMA SAN FAUSTÍN{/xtypo_info}Por otra parte, San Faustín traerá el Gran Circo Español a las calles de Basauri. Adelantan que habrá “trapecistas, malabaristas, equilibristas, fieras, payasos, fakires, poteadores, políticos, dulzaineros, directivos de Herriko Taldeak y otros monstruos”. Además, no faltarán los cada vez más populares encierrillos a las tres de la madrugada, su visita al partido del Basconia y la comida en frente del Bar Iramendi. Un programa para-lelos que no dejará indiferente a nadie.

{xtypo_info}SAN FAUSTÍN – XXX URTE – PRÓLOGO{/xtypo_info}Todavía estábamos quitando el barro de las calles y en estas tocaba Serrat en un concierto benéfico. Serrat nunca olvidará Basauri, no por la emoción del espectáculo sino por cómo le echaron del restaurante donde iba a cenar por llevar una senyera, que el dueño confundió con una bandera española: ¡aquí no entran fascistas!. Las huelgas, manifestaciones, calles tomadas, tanquetas de los nacionales, cócteles molotov… alegraban las tardes de nuestro pueblo.

Algo que, por supuesto, no impedía que miles de poteadores inundasen las tascas del municipio, regentadas habitualmente por peculiares taberneros. Herriko Taldeak organizaba las fiestas pero las cuadrillas empezaba a entrar en un declive que a finales de la década casi les aboca a su desaparición (hubiese sido mejor, la verdad).

Este era el mundo que vivíamos y que reunía todos los ingredientes de la sopa en la que germinó San Faustín: un Basauri lleno de personajes absurdos, de poteadores impenitentes, de mala oxtia obrera y de unas fiestas sin mucho sentido. Era 1983 y ya han pasado 30 años.

Cuatro fueron los fundadores de San Faustín: Txabi, Mendi, Espigorri y Gianni; de ellos, tres, siguen en activo y haciendo cada día oposiciones para ser directivos de Herriko Taldeak. El pobre Espigorri, convaleciente, no podrá insultarnos estas estas. ¡Va por usted, maestro!

Los encierrillos la seña de identidad de nuestro clan. llegaron un año después, con su himno (gracias Pistón) y el grito: ¡Ni Fausto ni Fermín, SAN FAUSTÍN! En estos 30 años se han organizado fines de fiesta, belenes, bodas reales, El Social y Baskonia Mendi Taldea nos han dado premios, no sabemos muy bien por qué. De hecho son muchos los que nos desprecian. Un odio que viene de sus propias miserias y de la envidia que les provoca que hacemos lo que nos da la gana.

Pero, como dijo alguna persona sabia, ni de amores se muere ni de recuerdos se vive. Abrimos el telón y un año más les presentamos nuestro circo de tres pistas.

Arriba