Basauri

Los vecinos median entre Ayuntamiento y constructora para evitar derribos en Kanda Landaburu

basauri_kanda_landaburu_feb_2011

Los vecinos han pedido reunirse con ambas partes a la vez para intentar buscar puntos en común y avanzar en busca de una solución “para que todo esto afecte lo menos posible a nuestra vida familiar”.

El Ayuntamiento de Basauri y la constructora Gaztañabaltza S.L. no avanzan en la solución del caso Kanda Landaburu. Mientras la promotora dice que ya pagó en su día por el exceso de edificabilidad, el Consistorio insiste en que deben indemnizar y replica que la última palabra la tiene el Tribunal Supremo, pendiente de dictar sentencia sobre la legalidad del estudio de detalle, declarado nulo en 2007 por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

El caso es que las 35 viviendas que se encuentran en Kanda Landaburu, entre los números 56 al 64 de la calle Kareaga Goikoa, corren peligro de derribo en caso de que el Tribunal Supremo ratifica la sentencia del TSJPV. Aunque Ayuntamiento y constructora se han mostrado en contra de llegar a un trágico final, este caso ha estado cuatro años en letargo y ahora ha salido a la luz.

{xtypo_info}VECINOS: “QUEREMOS PONER FIN A ESTAR SITUACIÓN DE INSEGURIDAD Y ANGUSTIA”{/xtypo_info}Hace escasos días, el Ayuntamiento se ponía en contacto con los vecinos a los que enviaba una carta mostrando la negativa de la constructora para llegar a un acuerdo en los mismos términos que en las anteriores dos promociones y advertía que “el fallo judicial definitivo pudiera llegar a tener consecuencias graves para los actuales propietarios de las viviendas”. Tal es la postura enquistada de ambas partes incapaces de llegar a un acuerdo, que los vecinos se han propuesto mediar en busca de una solución: “Queremos poner fin a esta situación de inseguridad y angustia que vivimos desde hace más de seis años. Hemos adquirido una propiedad y seguimos pagándola a día de hoy, pero nos encontramos en medio de una encrucijada judicial. Nosotros hemos sido respetuosos y responsables con Ayuntamiento y constructora, ahora les pedimos a ellos lo mismo”. Los vecinos han pedido reunirse con ambas partes a la vez para intentar buscar puntos en común y avanzar en busca de una solución “para que todo esto afecte lo menos posible a nuestra vida familiar”.

En los casos de similares características como Arizgoiti y Padurk, la postura adoptada por el Ayuntamiento ha sido modificar el planeamiento en vigor para dar cobertura al exceso de edificabilidad materializado respecto del que realmente les atribuía el PGOU, a cambio de compensar al Ayuntamiento por el importe correspondiente a la valoración urbanística de ese exceso.

{xtypo_info}DATOS DEL CASO KANDA LANDABURU{/xtypo_info}Los propietarios de Gaztañabaltza S.L. han dicho que la licencia de obras de 2001 les sirvió para construir legalmente y aseguran que pagaron el 10% del proyecto de reparcelación, fijado en 6.937 metros cuadrados. Sin embargo, el Ayuntamiento pide la indemnización por un exceso de edificabilidad que supera los 3.600 metros cuadrados permitidos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La empresa constructora explica que este aumento de edificabilidad se debe un cambio de criterio: en un principio, el arquitecto municipal valoró que no se contabilizaban los metros cuadrados bajo rasante, sin embargo, en esta nueva revisión sí se han tenido en cuentan.

Arriba