Basauri

Basauri reformará los lucernarios y eliminará las humedades del cementerio municipal

basauri_cementerio_san_miguel_2012

El Ayuntamiento de Basauri acometerá después del verano la reforma de los lucernarios del segundo piso de los nichos del cementerio municipal y eliminará las humedades detectadas en algunos frentes de las hornacinas por valor de 32.400 euros.

Los nichos del cementerio de San Miguel se encuentran distribuidos en varios edificios de dos plantas y una terraza con lucernarios constituye el suelo del piso superior. El objetivo de estos lucernarios era permitir la iluminación natural diurna en el nivel inferior de nichos, funcionalidad que dejó de ser necesaria con la reforma del camposanto realizada hace unos años. Esta remodelación mejoró la accesibilidad del interior y las entradas al recinto y supuso la eliminación de la pared lateral de los edificios de nichos que hacía las veces de muro del cementerio, por lo que iluminación natural es desde entonces suficiente en el piso inferior. 

El hecho de que los lucernarios ya no sean imprescindibles, unido a que con el paso del tiempo se han ido deteriorando en diferente grado y nunca han sido objeto de una reforma, ha llevado al Ayuntamiento de Basauri a buscar una solución que pasa por demoler los que peor estado presentan y sustituirlos por una losa de hormigón armado y reparar los que están aún bien conservados pero tienen alguna mínima deficiencia. 

Por otro lado, también se mejorará la recogida de aguas pluviales de las terrazas y los sumideros y pendientes para evitar las humedades que afectan a varias hornacinas. El Consistorio destinará a ambas actuaciones, reforma de lucernarios y eliminación de humedades, un total 32.400 euros.

“LÍNEA DE VIDA” PARA PREVENIR RIESGOS LABORALES

Además de estos dos trabajos, el Ayuntamiento de Basauri quiere dar un paso más en la prevención de los riesgos laborales de los trabajadores del cementerio y última ya los pliegos para iniciar el proceso de contratación de una empresa homologada que comience a instalar un sistema de seguridad denominado línea de vida a finales de año. Este sistema  consiste en instalar unos cables de acero en el frontal de la parte alta de los nichos a los que se enganchan unas cuerdas de alta resistencia, que a su vez se sujetan al arnés de seguridad del operario. 

En palabras de Asier Iragorri, delegado de Política Social del Ayuntamiento de Basauri, “actualmente los trabajadores utilizan una escalera, andamios o un elevador para acceder a la zona alta de los nichos y con este sistema preventivo anticaída mejoraríamos su seguridad”.

Arriba