Basauri

Los centros de culto de Basauri podrán seguir ubicándose en edificios de viviendas

basauri_centros_culto

La propuesta del equipo de gobierno para modificar la normativa y regulase que los centros de culto estuviesen fuera de edificios de viviendas del municipio ha sido rechazada debido a la abstención del PSE y PP y el voto en contra Bildu.

EAJ-PNV ha estimado oportuno que los nuevos centros de culto se ubicaran únicamente en edificios equipamentales o exentos con el objetivo de “salvaguardar el interés general de las comunidades y promover la convivencia social, respetando los principios de igualdad y no discriminación y el derecho a la libertad religiosa y de culto”. Pero el equipo de gobierno ha sido el único que ha votado a favor de la modificación. La abstención de PSE y PP y el voto negativo de Bildu han provocado que la normativa urbanística no se modifique, con lo cual los nuevos equipamientos religiosos que quieran instalarse en Basauri podrán hacerlo en un edificio de viviendas, previa solicitud de licencia.

El alcalde de Basauri, Andoni Busquet, ha pedido a los representantes del PSE y PP que dejen de buscar excusas para no posicionarse en el pleno. “Aquí lo que se debate es si modificamos la normativa para que los nuevos centros de culto no puedan ubicarse en edificios de viviendas. Es muy fácil decir sí o no. Bildu ha dicho claramente que no y ha argumentado su postura, PSE y PP os habéis escondido y no habéis querido debatir. Habéis tenido comisiones y juntas de portavoces para pedir el aplazamiento que pedís ahora, presentar alegaciones o plantear cualquier otra sugerencia y no lo habéis hecho hasta hoy”, ha subrayado.

ARGUMENTOS DEL EQUIPO DE GOBIERNO

El portavoz jeltzale, Asier Iragorri, ha explicado que aunque se modifique el planeamiento general, esta modificación es de carácter pormenorizado. La diferenciación está especificada en la Ley de Suelo y Urbanismo, que establece que el plan general o las normas subsidiarias, pueden contener determinaciones estructurales y también de la ordenación pormenorizada. “Y la tramitación de una modificación de la ordenación pormenorizada es la siguiente: aprobación inicial de la modificación por parte de Alcaldía, información pública y un periodo de veinte días para presentar alegaciones, y aprobación definitiva en pleno. Estos son los pasos que la ley indica que hay que seguir y son exactamente y paso a paso  lo que hemos realizado”, ha precisado Iragorri.

También ha recordado que el anterior equipo de gobierno, formado por socialistas y populares, modificó el plan general de ordenación urbana en relación a usos hosteleros y a equipamientos, viales e infraestructuras como el puente de Artunduaga y la tramitación que siguió fue la correspondiente a la ordenación pormenorizada, la misma que han seguido los actuales responsables del Consistorio para los equipamientos religiosos.

Arriba