Basauri

Kareaga Goikoa, Sofía Taramona y Soloarte abrirán sus patios en vacaciones y festivos

basauri_kareaga_goikoa_colegio

Los patios de los colegios Kareaga Goikoa, Sofía Taramona y Soloarte se abrirán los fines de semana, festivos y periodos vacacionales. Estarán abiertos desde Semana Santa, del 25 de marzo al 7 de abril.

El Ayuntamiento de Basauri abrirá los patios de los colegios Kareaga Goikoa, Sofía Taramona y Soloarte los fines de semana, festivos y periodos vacacionales. Esta iniciativa, denominada “Patio Zabalik”, pretende ampliar los espacios de ocio y esparcimiento para las familias basauritarras y se pondrá en marcha en Semana Santa, del 25 de marzo al 7 de abril.

Actualmente, los vecinos y vecinas pueden hacer uso de los patios de todos los centros públicos del municipio de lunes a viernes tras las clases, ya que permanecen abiertos para entrenamientos deportivos y actividades extraescolares. Los fines de semana se abren los patios de los colegios Sofía Taramona y Soloarte, y el de este último centro también permanece abierto los festivos.

{xtypo_info}SEMANA SANTA, PATIO ZABALIK DE 9.00 A 20.30{/xtypo_info}A partir de Semana Santa esta oferta se extenderá en cuanto a días de apertura y centros. Del 25 de marzo al 7 de abril, las dos semanas de vacaciones escolares, los basauriarras podrán utilizar los patios de los colegios Soloarte, Kareaga Goikoa y Sofía Taramona, en horario interrumpido desde las 9.00 hasta las 20.30 horas. Además de en Semana Santa, permanecerán abiertos con el mismo horario la última semana de junio, el mes de julio completo, la primera semana de septiembre, el periodo vacacional de Navidad -excepto los días 25 de diciembre y 1 de enero en Sofía Taramona y Kareaga Goikoa– y los días festivos.

“Son centros repartidos en diferentes núcleos urbanos del municipio para intentar llegar al mayor número de vecinos posible” explica el alcalde de Basauri, Andoni Busquet. La apertura de centros, además de un aumento de las zonas de esparcimiento a disposición de la ciudadanía, supondrá una alternativa familiar durante las vacaciones escolares y días festivos, y, a futuro, si la iniciativa cuaja entre los vecinos y la coyuntura económica lo permite, se podría valorar la posibilidad de comenzar a desarrollar alguna actividad organizada de ocio, cultural o deportiva en los patios.

Arriba