Basauri

El escudo del Basconia y las fotos del López Cortazar, para siempre en Basozelai

basauri_basconia_basozelai_2013

Se colocó el escudo del club con fotos del antiguo campo de Basozelai en un acto donde también se homenajeó a Severo, utillero del Basconia y a Venancio, jardinero del López Cortazar. El acto finalizó con la tradicional comida con los ex-jugadores veteranos del Basconia.

El pasado sábado la familia basconista quiso celebrar los casi 100 años de supervivencia del campo de fútbol de Basozelai, el Pedro López Cortazar, y lo que éste supuso para el C.D. Basconia y los basauritarras. Se colocó el escudo del club con fotos del antiguo estadio, en un acto “emotivo, sencillo y entrañable” para “plasmar el recuerdo y el cariño al campo que fue testigo de tantas tardes de futbol“. También se homenajeó el trabajo de Severo y Venancio, utillero y el jardinero, respectivamente, que durante 50 años trabajaron para el Basconia.

El acto comenzó con el agurra tocado por Josu Zorriketa y bailado por Sagrario e Iker, de Edurre Dantza Taldea. Seguidamente del txistu de Josu sonó la melodía del himno del Basconia y se procedió a descubrir el escudo colocado y a hacer entrega de un recuerdo a los familiares de Severo y de Venancio. Al acto acudieron familiares de los homenajeados, el alcalde Andoni Busquet y concejales, Juan Ignacio Azurmendi, presidente del C.D. Basconia y miembros de la directiva, la comisión organizadora del Centenario, y la numerosa presencia de jugadores veteranos, como por ejemplo José Ángel Iribar.

{xtypo_info}TRABAJO Y DEDICACIÓN DURANTE 50 AÑOS{/xtypo_info}El C.D. Basconia quiso reconocer en el acto el trabajo y dedicación que tuvieron durante casi 50 años Severo y Venancio, con sus labores de utillero y jardinero. Según comentaron los del club, “contribuyeron con su buen hacer, con sus consejos y sus reprimendas cariñosas a que el Basconia y todos nosotros fuéramos construyendo una historia centenaria“.

{xtypo_info}REENCUENTRO DE EXJUGADORES VETERANOS DEL BASCONIA{/xtypo_info}El acto se dio por concluido con una gran foto de toda la familia basconista que se reunió en Basozelai. A continuación se celebró la tradicional comida anual en el restaurante Zoroz Soro, donde se reencuentran los ex-jugadores veteranos del Basconia, entre los que se encontraba Iribar, incondicional a todos los actos que se han organizado en este Centenario.

Arriba