Basauri

De casa de sacerdotes a residencia municipal: Etxe Maitia de Basauri cumple 30 años

basauri_etxe_maitia_2013_fachada

La que fuera casa de sacerdotes hasta 1984, ha cumplido en febrero treinta años a servicio de Basauri. Las últimas mejoras llegaron en 2011 con la oferta de servicios ambulatorios como estancias diurnas o comida en el centro. 

Bidebieta

Hace 30 años, un 13 de febrero de 1984, en un inmueble reformado que anteriormente había sido casa de sacerdotes, comenzaba a prestar servicio la residencia municipal para personas mayores Etxe Maitia. Aunque llegó a alcanzar un nivel de ocupación de 80 residentes, un decreto de 1998 de Gobierno Vasco obligó a adecuar el número de plazas a las actuales, 50. Concebida inicialmente para personas válidas, en 2008 se convirtió en residencia mixta, para válidos y dependientes -actualmente tiene convenidas 12 plazas con la Diputación Foral de Bizkaia-.

En estos años 30 se han realizado varias reformas en el edificio, una de ellas integral, que comenzó en el año 2005 y finalizó en el año 2008, al realizarse por plantas para poder mantener las personas usuarias en el centro. El centro obtuvo la certificación de calidad ISO 9001 de todos sus servicios residenciales en 2010, certificación que ha sido renovada en el año 2013.

CESADO SU DIRECTOR POR PRESUNTA ESTAFA EN 2013

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias. El pasado mes de septiembre el Ayuntamiento de Basauri suspendió cautelarmente en sus funciones a Fermín Lejarza, director de la residencia Etxe Maitia, tras haber sido conocedor de su imputación por un presunto delito de estafa a un residente ocurrido en marzo de 2011. Asimismo, los responsables municipales abrieron un expediente disciplinario al funcionario y anunciaron que iniciarán una investigación sobre los hechos.

Ya desde el año 2011, el centro amplió sus servicios. Primero, modificó sus estatutos convirtiéndose en un centro municipal de apoyo comunitario y residencial para la autonomía personal, de tal forma que, además de los servicios residenciales en estancia permanente o temporal, ha ampliado sus prestaciones, ofreciendo servicios ambulatorios (estancias diurnas, comida en el centro, servicio psicosocial…).

“Los retos del futuro son la consolidación de los servicios residenciales, bien en estancia permanente o temporal, y la potenciación de los servicios ambulatorios, además de aumentar la oferta y la calidad de las prestaciones que ofrecemos y convertirnos en centro de referencia en la atención de las personas mayores”, explica Asier Iragorri, presidente del organismo municipal.

Arriba