Basauri

El Grupo Mondragón apenas recoloca al 30% de los trabajadores de Edesa Basauri

basauri_edesa_fagor_2013_trabajadores

Cerca de cuarenta personas trabajan en Eroski con contratos de 29 horas semanales y una veintena en otras empresas de MCC. Mientras tanto, los trabajadores mantienen la oferta de viabilidad de Edesa a espera de nuevas ofertas de compradores.

El Grupo Mondragón apenas ha recolocado a cerca de un 30% de los empleados de la fábrica de Edesa de Basauri (Bizkaia), un mes después de que los trabajadores finalizaran un encierro que iniciaron el 4 de noviembre para tratar de salvar su planta o, en su defecto, exigir su traslado a otras empresas.

Rockein

Según han informado hoy a los medios empleados de esta planta, de los cerca de 230 antiguos trabajadores de esta filial de Fagor Electrodomésticos más de cuarenta han sido contratados durante ocho o nueve meses por Eroski, con contratos de 29 horas semanales, cuando en Edesa trabajaban a jornada completa. Además, otros veinte han sido recolocados en otras compañías del Grupo Mondragón, entre las que figuran la empresa Matrice de Zamudio.

REUNIÓN CON EL CONSEJO SOCIAL DEL GRUPO MONDRAGÓN

Los antiguos empleados de Edesa se encuentran a la espera de mantener una reunión con el consejo social del Grupo Mondragón para conocer su futuro y están también a la expectativa de lo que pueda ocurrir con la fábrica de Edesa tras el proceso de liquidación. “La espera se hace tensa, sobre todo tras el finiquito de la rescisión del contrato. Mantenemos el plan de viabilidad de nuestra empresa, pero no sabemos si se han presentado o no ofertas de compra”, ha explicado un antiguo empleado.

El pasado 25 de febrero, los cerca de 230 empleados de la fábrica de Edesa aprobaron por holgada mayoría un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción tras la entrada de esta planta en concurso de acreedores arrastrada por la caída de Fagor Electrodomésticos. Un mes más tarde, en concreto, el 23 de marzo, pusieron fin a un encierro de cinco meses que mantuvieron en las instalaciones de la planta de Basauri, aunque anunciaron que continuarían reuniéndose para exigir al Grupo Mondragón su recolocación en otras compañías.

Rockein
Arriba