Basauri

Técnicos municipales proponen desestimar las alegaciones de Catalina Islands por la ampliación Bilbondo

basauri_bilbondo_2013_aerea_1

El equipo de gobierno ha propuesto a los partidos en la oposición desestimar en el próximo pleno las alegaciones presentadas por Catalina Islands, empresa propietaria del centro comercial, la cual estima que “Bilbondo quedaría fuera de ordenación” con el nuevo PGOU de Basauri.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Basauri ha propuesto al resto fuerzas políticas desestimar las alegaciones presentadas por parte de Catalina Islands, propietaria del Centro Comercial Bilbondo, a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en relación al área C-2 Zabalandi, aprobada de forma inicial en el pleno del pasado mes de febrero con el voto a favor de EAJ-PNV, PSE y Bildu y la abstención del PP. 

En su argumentación contra la modificación puntual del PGOU aprobada por el Ayuntamiento de Basauri, Catalina Islands exponía la “improcedencia de dejar el centro comercial en situación de fuera de ordenación”, alegación que los servicios jurídicos y técnicos municipales han recomendado desestimar, puesto que “la nueva situación urbanística no se encuentra dentro de los supuestos de la situación de fuera de ordenación”. La concejala de Política Territorial y Contratación, Nerea Renteria, ha especificado que “mantiene los 36.976 metros cuadrados de uso comercial concentrado como uso característico del Area C-2 Zabalandi durante su vida útil, no supone de ninguna forma que quede fuera de ordenación”. Por lo tanto, la superficie sobre la que se podrán autorizar todo tipo de obras de conservación, ornato, consolidación, reparación, rehabilitación y reforma, hasta el momento en que concluya su vida útil, actuaciones que según la Ley de Suelo y Urbanismo no serían autorizables en caso de tratarse de edificios o construcciones declarados fuera de ordenación. 

Solo si se produce la sustitución voluntaria o forzosa de todo o parte de dicha edificación, la nueva deberá adaptarse a las condiciones previstas en el planeamiento y concretamente al límite del Plan Territorial Sectorial de Creación Pública de Suelo para Actividades Económicas y de Equipamientos Comerciales de la Comunidad Autónoma del País Vasco (PTS) de superficie máxima construida para los grandes equipamientos comerciales, que es de 25.000 metros cuadrados. Catalina Islands alega que este límite produciría un daño injustificado a la propiedad pero desde el Consistorio han recordado que “esa limitación es totalmente necesaria para cumplir con el mandato legal de adaptación del planeamiento de Basauri al PTS”.

{xtypo_info}LA DESESTIMACIÓN LLEVARÍA A LA APROBACIÓN PROVISIONAL DEL PGOU{/xtypo_info}Otro motivo para desestimar las alegaciones de Catalina Islands es que incluso si no se modificara la ordenanza del área C-2 Zabalandi y las edificaciones fueran sustituidas de forma voluntaria o forzosa resultaría de aplicación el PTS, según se recoge en la sentencia emitida en 2010 por el Contencioso Administrativo contra el Ayuntamiento de Basauri, a raíz de un recurso de Bizkaidendak contra el estudio de Estudio de Detalle aprobado en la pasada legislatura. “La sentencia indica que la falta de adaptación del PGOU no impide la aplicación directa del PTS, que es una normativa de rango superior a la municipal”, ha argumentado Nerea Renteria.

Tras haberse tratado hoy la propuesta del equipo de gobierno en la Comisión de Urbanismo y Contratación -en la que EAJ-PNV y Bildu se han mostrado a favor de desestimar las alegaciones de la propietaria del centro comercial, mientras que PP y PSE se han abstenido- será en el próximo pleno municipal cuando se decida si se rechazan o no las alegaciones y, en el caso de que se desestimen, la aprobación provisional de la modificación puntual del PGOU de este área para su adaptación al PTS y la remisión de todo el expediente a la Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco a efectos de la emisión del preceptivo y vinculante informe.

Arriba