Basauri

Osakidetza deberá pagar 60.000 euros a una paciente de Basauri por extraviar una resonancia

galdakao_hospital_resonancia_maquina

Rockein

El Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 2 de Vitoria considera probado que el Hospital de Galdakao perdió esta prueba provocando con ello un retraso de más de dos años en el diagnóstico y tratamiento de una paciente

Según la sentencia que ha hecho pública la asociación de El Defensor del Paciente, el extravío del informe que diagnosticaba una vasculitis y la demora en su tratamiento supuso que la paciente tuviera que ser sometida a dos by-pass de coronaria, un stent en coronaria, nueve cateterismos y otras intervenciones.
Esta sentencia relata el caso de una vecina de Basauri de 36 años que en diciembre de 2006 se realizó una Angio-Resonancia Magnética cuyo informe fue extraviado por el Hospital de Galdakao y de la que no se dejó nota ni referencia ninguna en su historia clínica.

Cuando, tras más de dos años de realizarse esta prueba -en febrero de 2009- se llegó a un diagnóstico, la paciente solicitó una segunda opinión en el Hospital Vall d´Hebron (Barcelona) encontrándose entre la documentación que le entregó Osakidetza el informe de la resonancia realizada en 2006, que no había sido unido a su Historia Clínica, hallándose su original en el interior del sobre junto con la propia placa de la resonancia. Ese informe diagnosticaba ya la vasculitis que sufría pero ningún médico, recuerda el abogado de la asociación El Defensor del Paciente, “lo leyó, lo que demoró el diagnóstico y el tratamiento específico”. Esto supuso que la paciente tuvo que ser sometida a dos by-pass de coronaria, un stent en coronaria, un stent en subclavia, nueve cateterismos y otras intervenciones.

La sentencia afirma que lo ocurrido “denota una clara negligencia por parte de Osakidetza en la organización y gestión de las pruebas médicas que se ordenan y de sus resultados”. El Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 2 de Vitoria ha aplica la doctrina de la pérdida de oportunidad y fija una indemnización de 60.000 euros por los daños y perjuicios sufridos por la paciente.

Rockein
Arriba