Basauri

Dos basauriarras consiguen 10.713 euros vendiendo filtros de agua para construir un embalse en India

basauri_india_proyecto_embalse_2014

La iniciativa solidaria impulsada por estos vecinos de Basauri tiene como objetivo recaudar 22.594,54 euros vendiendo filtros para ahorrar agua. El coste total del embalse es de 43.937,85 euros: el Ayuntamiento de Etxebarri aportará 17.000 euros, y la Fundación Vicente Ferrer donará los restantes 4.343,31 euros.

Los vecinos de Basauri Manuel Orozko y Cecilia García, en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer, tienen una nueva idea solidaria en mente: construir un embalse en India. La presa será construida cerca del pueblo de J. Rampuram, en el distrito de Anantapur. El coste total es de 43.937,85 euros, de los que 17.000 euros serán aportados por el Ayuntamiento de Etxebarri, 22.594,54 euros serán sufragados gracias a la venta de los 2.260 filtros para ahorrar agua y el resto, 4.343,31 euros, será aportado por la Fundación Vicente Ferrer. Por el momento, Manuel y Cecilia ya han conseguido reunir 10.713 euros en tres meses, desde el 5 de junio, gracias a la venta de los citados filtros de agua a un precio de 10 euros cada uno.

Con una capacidad de 186.000 metros cúbicos, el embalse recogerá el agua procedente del arroyo local Neellamaruva Vanka y alimentará 27 pozos en superficie y 4 de agua potable. En principio, “la obra beneficiará de forma directa a 24 familias de agricultores, que podrán así regar 95 hectáreas de tierra dos veces al año, tanto durante la estación seca como en la húmeda“. Sin embargo, “gracias a la repercusión que tendrá en la comunidad, la Fundación Vicente Ferrer estima que favorecerá finalmente a noventa familias locales, con cerca de 500 miembros“.

{xtypo_info}EL “RINCÓN SOLIDARIO” EN BILBAO{/xtypo_info}El proyecto es el décimo que estas personas impulsan para ayudar a la población de la región india de Anantapur, para la que desde 2006 han reunido ya unos 140.000 euros, gracias a la venta de artículos simbólicos en el “Rincón Solidario” del Café Lepanto de Bilbao en la que trabaja Manuel Orozko.

Arriba