Basauri

Basauri consigue retirar el 82% de los símbolos franquistas de San Miguel

basauri_franquismo_retirada_placas_2013

En el barrio de San Miguel es donde más autorizaciones se han recogido para la retirada de este tipo de simbología. En el resto del municipio, de los 107 inmuebles con símbolos franquistas, éstos se han retirado en 15 edificios. 92 inmuebles todavía no han dado la autorización necesaria.

Basauriko Udala

Cada vez está más cerca el día en que en Basauri no queden vestigios de la dictadura y la represión franquista. Y es que el ayuntamiento basauriarra ya ha retirado el 82% de los símbolos franquistas existentes en San Miguel y continúa dando pasos con el fin de “animar a las comunidades propietarios de todo el municipio a firmar la autorización” para que el Consistorio pueda eliminar estos elementos de su inmueble. “Un documento indispensable” sin el que el Ayuntamiento no puede actuar al tratarse de propiedades no municipales. Es así, que el barrio de San Miguel ha sido la zona de Basauri que más autorizaciones ha enviado al Ayuntamiento. De los 56 inmuebles que contienen los vestigios del franquismo, 46 (el 82%) ya los han retirado.

En el resto del municipio se han retirado elementos de 15 inmuebles de los 107 que cuentan con huellas franquistas, ya que los 92 restantes aún no han autorizado que se eliminen los símbolos. En este sentido, el Ayuntamiento “reforzará la comunicación a la ciudadanía en los próximos días mediante un bando que colocará en todos los portales recordando a las comunidades de propietarios que remitan al Ayuntamiento de Basauri la autorización para la eliminación de los símbolos franquistas“.

En febrero de 2012, el pleno de Ayuntamiento de Basauri, con el apoyo de EAJ-PNV, Bildu y PSE, aprobó una moción para la retirada de los símbolos del franquismo del municipio, presentada a instancias del colectivo “Lau Haizetara Gogoan”. El Ayuntamiento de Basauri elaboró entonces un informe en el que se documentaba la existencia de 115 placas metálicas del Instituto Nacional de Vivienda, 27 rótulos de cemento con el nombre de la calle y 53 placas de cemento con el número del portal y el emblema del sindicato vertical. En total, 195 símbolos en 163 inmuebles.

PROCEDIMIENTO PARA LA RETIRADA DE LOS SÍMBOLOS FRANQUISTAS

A partir de febrero de 2012, el Ayuntamiento de Basauri inició una campaña informativa enviando cartas a todas las comunidades de vecinos “en cuyos edificios persistía simbología franquista”. En la citada carta se les emplazaba a asistir a una reunión para exponerles todos los detalles del proyecto y comunicarles que debían firmar una autorización para que el Consistorio pudiese eliminar las huellas franquistas de su inmueble. Con posterioridad a esta reunión, se envió otra comunicación a las comunidades de vecinos instándoles a que remitiesen la autorización cumplimentada al Ayuntamiento de Basauri.

Pese a este esfuerzo informativo, en abril de 2014 al Consistorio aún le faltaban por recibir el 80% de las autorizaciones. Los responsables municipales, que en un primer momento confiaban en haber podido eliminar los símbolos en una sola fase “para ganar en eficacia y ahorrar costes“, decidieron entonces comenzar a retirar los símbolos de los inmuebles que ya lo habían autorizado de forma paulatina. En los edificios en los que se están retirando las placas y los rótulos, la fachada está siendo convenientemente acondicionada después, según como proceda en cada caso.

EVITAR DAR AYUDAS A EDIFICIOS CON SIMBOLOGÍA FRANQUISTA

Paralelamente, en el pleno de abril de 2014, se modificaron las ordenanzas de Promoción de la Accesibilidad en las viviendas (instalación de ascensores, salvaescaleras y rebaje de cota de embarque) y de la reguladora de las Ayudas Económicas a Comunidades de Propietarios para la ejecución de obras indicadas en el Informe de la Inspección Técnica del Edificio (ITE), “con el fin de acelerar la recepción de autorizaciones y completar el proceso de retirada“. Así, a partir de la entrada en vigor de la modificación, entre los requisitos para poder acceder a una ayuda municipal para la instalación de un ascensor, salvaescaleras o rebaje de cota de embarque o para realizar obras de rehabilitación del edificio se incluye que “el inmueble ya no albergue símbolos franquistas o que la comunidad de propietarios haya cumplimentado la autorización para que el Ayuntamiento proceda a su eliminación”.

Arriba