Basauri

Filtraciones de agua obligan a reconstruir la mitad del muro ‘ecológico’ hacia San Miguel

basauri_san_miguel_2011_bidegorri

Un informe geológico ha concluido que el muro ‘ecológico’ relleno de tierra que sostiene el paseo peatonal y el carril bici que une Gastañabaltza con San Miguel sufre deterioros generados por las fuertes lluvias. El muro fue construido en 2010 y será sustituido por un muro de hormigón.

La mitad del muro del itinerario peatonal y carril bici a San Miguel deberá ser reconstruido, según recomienda un informe geológico encargado por el Ayuntamiento de Basauri. Para afrontar los gastos de esta obra, cuyo coste se estima en 600.000 euros, el Ayuntamiento de Basauri contará con una subvención de 481.000 euros de la Diputación Foral de Bizkaia para la financiación de imprevistos de difícil previsión presupuestaria.

El Ayuntamiento de Basauri cerró un tramo del itinerario peatonal y carril bici a San Miguel para prevenir posibles tropiezos u otros contratiempos por la existencia de zonas deterioradas en el pavimento que, a la vista de los resultados de algunos sondeos previos, los técnicos municipales estimaban que podían deberse a la existencia de agua en el interior del relleno del muro. A fin de determinar la causa exacta del problema y la solución a adoptar, el Ayuntamiento de Basauri encargó un informe geológico que confirma que se ha filtrado agua en el muro verde construido en el año 2010 y ha afectado a los siete metros de su mitad superior, que deberán ser sustituidos por un nuevo muro de hormigón.

SIETE METROS DE MURO DESESTABILIZADOS

El muro verde o ecológico -relleno de tierra- que sostiene esa zona del itinerario peatonal y bidegorri, de 14 metros de altura, soportó varios episodios de intensas lluvias que, unidos a la rotura por vejez de una antigua canalización de agua ajena a la obra de construcción del muro, provocaron que éste no haya drenado todo el agua que se filtra. Nerea Renteria, delegada de Política Territorial y Contratación, explica que, “pese a que la obra del muro fue correctamente ejecutada, el informe concluye que estas filtraciones han ocasionado que los siete metros superiores del muro se hayan desestabilizado”, originando daños en la urbanización situada sobre el mismo.

El examen técnico concluye que la solución al problema pasa por construir un muro convencional, de hormigón, en los siete metros superiores, junto con una escollera de contención en el frente. Además se repondrán las zonas urbanizadas que han sufrido daños: el bidegorri, la acera y la zona que antes albergaba aparatos de gimnasia, en la que se combinará una zona verde y de estancia con espacio para el ejercicio. Los anteriores aparatos de gimnasia trasladados al parque de Gastañabaltza para que los vecinos pudieran seguir utilizándolos continuarán allí, al estar siendo muy bien valorado el cambio de ubicación por parte de la ciudadanía por ser ésta una zona más resguardada en invierno y con áreas de sombra en verano.

Las obras supondrán un desembolso de cerca de 600.000 euros para el Ayuntamiento de Basauri, que ha solicitado una subvención a la Diputación Foral de Bizkaia en el capítulo de financiación de imprevistos de difícil previsión presupuestaria, ayuda económica que ha sido concedida por el ente foral y asciende a 481.000 euros.

Arriba