Basauri

Loly de Juan, la tenacidad de una superviviente

basauri loly de juan copa mundo espana
Loly de Juan junto a la Copa del Mundo ganada por la selección española y exhibida en Basauri // Bidebieta

Cuando todo indicaba que desaparecería del primer plano político, Loly de Juan sustituye a Txiki Benegas en el Congreso de los Diputados. Es un capítulo más en el currículo de una política tenaz, con gran instinto de supervivencia.

Rockein

De Juan cerró el pasado mes de mayo un ciclo de 24 años en el Ayuntamiento de Basauri, donde alcanzó la alcaldía en la legislatura 2007-2011, gobernando en coalición con el Partido Popular. Fueron cuatro años en los que la crisis económica aún no adelgazaba de manera despiadada los presupuestos municipales, las inversiones en infraestructuras fueron constantes y los proyectos brotaban con facilidad. Entre otras muchas iniciativas, la regeneración urbana de Bilbao Ria 2000 tomó un impulso importante, se puso en marcha la recogida neumática de residuos, se realizaron varios ascensores para salvar las cuestas de Basauri; en Soloarte se llevó a cabo la renovación del campo de fútbol y se construyó el parking subterráneo –posteriormente se derrumbó parte del paseo cercano-.  También cabe recordar que la Copa de la Reina de fútbol se disputó en Artunduaga gracias al especial interés de la alcaldesa.

También el Metro llegó a Basauri durante el mandato de Loly de Juan. Este era uno de los principales objetivos de la socialista, que meses después conseguiría ser nombrada presidenta de Metro Bilbao, aunque tuvo que dimitir a los seis meses tras el escándalo de las tarjetas.

Se trató de una legislatura muy centrada en la figura de la propia De Juan, que buscó y obtuvo una gran exposición pública y mediática. Política de fuerte carácter y convicciones firmes, no se le puede negar una elevada dosis de audacia en sus decisiones.

El Gobierno de Loly de Juan también coincidió con el cambio de poder en el Gobierno Vasco, donde el pacto PSE-PP forzó a Ibarretxe a abandonar Ajuria Enea. En sus últimos meses como alcaldesa de Basauri tuvo en frente una oposición muy fuerte formada por partidos políticos –PNV y EH Bildu-, algunos funcionarios municipales y varios colectivos locales como la plataforma ‘Otro Basauri es posible’. También tuvo varios encontronazos con Herriko Taldeak, organizadores de los sanfaustos.

basauri bilbao ria 2000 protestaProtesta a pie de calle de la plataforma ‘Otro Basauri es posible’ // Bidebieta Irratia

Las elecciones de 2011 fueron un punto de inflexión en la carrera de la abogada de San Miguel. El PSE perdió las elecciones por unos cientos de votos contra un renovado PNV encabezado por Andoni Busquet. Fue un duro revés para una mujer que lideró un proyecto para Basauri a un ritmo vertiginoso, con apuestas a cara o cruz y cierta intransigencia en la toma de decisiones. Sin embargo, en aquella noche electoral, la estampa en el despacho de Alcaldía era triste. Como la de aquellos incondicionales del Athletic que lloraban en las finales perdidas preguntándose ‘por qué’.

basauri andoni busquet investidura alcalde loly de juan junio 2011De Juan entrega la ‘makila’ al nuevo alcalde Andoni Busquet // Bidebieta Irratia

Tras las elecciones, De Juan llegó a plantearse dejar la política municipal, pero finalmente siguió adelante liderando la oposición. El pasado mes de mayo abandonó la política local entre peleas internas de los socialistas en Basauri.

En su último pleno municipal del mes de abril, De Juan tuvo palabras de agradecimiento para los funcionarios, los ciudadanos, los medios de comunicación afines a su forma de hacer y para los colegas políticos, en concreto para los populares, socialistas y para su hermana Bego de Juan, también concejala del PSE, que le proporcionó algún disgusto en fiestas de San Fausto. Concluyó el discurso con la frase “nos veremos, porque los que somos así resistimos todo”.

Y así ha sido. Cuando ya no figuraba en ninguna quiniela, Loly de Juan retoma su carrera política. A pesar de que en sus círculos más íntimos comentó la posibilidad de ejercer la abogacía por primera vez, la basauriarra ha vuelto a hacer gala de su instinto de supervivencia y finalmente seguirá en primera línea: en el Congreso de los Diputados en lugar de un histórico como Txiki Benegas, fallecido el pasado 25 de agosto.

Arriba