Basauri

Basauri avanza en la consulta popular sobre el Plan de San Fausto-Bidebieta-Pozokoetxe

basauri otro basauri 5000 firmas dic 2010

[Presentación de 5.000 firmas en diciembre de 2010 // Bidebieta]

El equipo gobierno del Ayuntamiento de Basauri ha abierto el plazo para que  los partidos políticos presenten sus propuestas sobre la consulta ciudadana del plan de regeneración de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe solicitada por la plataforma Otro Basauri Es Posible en el último pleno municipal. Los responsables municipales también han presentado hoy su propuesta de “cómo y cuándo” realizar esta consulta con el objetivo de intentar retrasar lo menos posible la ejecución de un plan “largamente esperado por los vecinos, que ha sido el proyecto con mayor participación ciudadana que ha habido nunca en este municipio y sobre el cual más de un 80% de las opiniones vecinales recibidas por el Ayuntamiento son favorables a las actuaciones previstas”.

Tal y como expuso en el último pleno municipal Andoni Busquet, alcalde de Basauri, el equipo de gobierno posibilitará la realización de la consulta popular reclamada por la plataforma Otro Basauri Es Posible, aunque también quiso subrayar que “está a la vista que no existe un rechazo social al proyecto”, y que el equipo de gobierno considera que no se debería retrasar la ejecución “de un plan que va mejorar la calidad de vida de tantos vecinos y ha sido totalmente permeable a sus aportaciones”. Durante el citado pleno los representantes de los diferentes partidos políticos se emplazaron a decidir con la mayor celeridad posible qué se preguntará, cómo y cuándo tendrá lugar la consulta y en la Comisión de Participación celebrada hoy se ha tratado la cuestión, se ha abierto un plazo de una semana para presentar propuestas y el equipo de gobierno ha puesto sobre la mesa la suya.

En cuanto a la modalidad de consulta, los responsables municipales proponen realizar una “consulta ciudadana abierta”, recogida en el artículo 82 de la Ley Municipal Vasca, que no necesita recabar autorización del Consejo de Ministros, aunque requiere un acuerdo plenario que precise los aspectos procedimentales que afecten a la votación,  escrutinio y control del proceso. En cuanto al cómo y cuándo, plantean que coincida con las elecciones autonómicas previstas para octubre, aprovechando así parte de la infraestructura habilitada para estos comicios y procurando dilatar lo menos posible la materialización del plan. “Si bien habrá que consignar una partida presupuestaria para los gastos derivados de la consulta: papeletas e información a remitir a todos los vecinos, infraestructura y recursos humanos y administrativos, adicionales para el día de la votación, recuento, etcétera”, ha explicado Andoni Busquet.

PARTICIPACIÓN MÍNIMA Y MAYORÍA CLARA
Esta fórmula de consulta basada en el artículo 82 de la Ley Municipal Vasca no es jurídicamente vinculante, pero el equipo de gobierno ha mostrado su disposición a “sentirse vinculado políticamente” si existiera una participación mínima en la consulta y una mayoría clara. “Dado que ha existido un amplísimo proceso participativo previo y teniendo en cuenta la trascendencia del proyecto para los vecinos afectados y para las generaciones venideras, no consideramos razonable que una mayoría ajustada, exigua, y por tanto, mudable en el corto plazo, pueda establecer una orientación, quizá perdiendo años de trabajo, en una decisión de tal trascendencia”, ha argumentado el alcalde de Basauri.

Por todo ello, han planteado al resto de partidos políticos que debiera existir una participación mínima en la consulta del 40% y un diferencial mínimo, entre “síes” y “noes”; es decir, una mayoría “clara” para el rechazo al proyecto. En opinión de Andoni Busquet esa mayoría de rechazo debería ser del orden de entre el 10 y 15 puntos de diferencia sobre el número de votos favorables porque, “por ejemplo, un resultado 51% en contra y 49% a favor no entendemos que debiera ser vinculante políticamente, dejando entonces en manos de los representantes del pueblo democráticamente elegidos la adopción de la decisión que entendamos que mejor beneficie a la población en el largo plazo”.

LA PREGUNTA
Respecto a la pregunta, estiman que debe ser clara y concisa para que no de lugar a confusiones y han propuesto al resto de partidos que se formule de la siguiente forma: ¿Está de acuerdo con llevar a cabo el proyecto de regeneración urbana de San Fausto-Bidebieta-Pozokoetxe? El equipo de gobierno ha abierto un plazo de una semana a fin de recibir propuestas de los grupos políticos sobre todas estas cuestiones (fórmula para la consulta, efectos o no vinculantes de la misma, umbrales de participación, mayorías requeridas, enunciado de la pregunta, etcétera).

Arriba