Basauri

Anabel Sanz: “Hay un hartazgo generalizado por hacernos creer que ahora hay más igualdad”

Manifestación contra la violencia machista en Basauri // Foto: Bidebieta

Este 8 de marzo, Basauri se une al paro internacional de mujeres, organizado por Emakumeok Bat en la estatua de El Caminante de 12:00 a 12:30. Además, el Consejo de Igualdad y el Ayuntamiento han convocado una concentración a las 13:00 bajo el lema ‘Las mujeres resistimos’ en la Plaza Arizgoiti. Hablamos con Ana Isabel Sanz, Técnica de Igualdad y Cooperación del Ayuntamiento de Basauri, para conocer de primera mano las acciones pro igualdad del municipio y las necesidades y problemas de las mujeres basauritarras.

¿Desde cuándo lleva trabajando Basauri en la igualdad? Desde el Ayuntamiento se lleva trabajando desde el año 2000, pero con anterioridad siempre ha habido un movimiento asociativo muy potente en Basauri, con el que se consiguieron muchas cosas, como el centro de planificación familiar, uno de los primeros que se abrió en Euskadi en los años 80.

¿Cuáles son las acciones más destacadas de los últimos años? Se ha impulsado mucho la participación social, sobre todo con el Consejo de Igualdad que trabaja con distintos recursos y servicios. Otro importante proyecto es Batera Bikain, que asesora en los centros educativos para impulsar el cambio de valores y actitudes. Y, sobre todo, ahora mismo, el recientemente aprobado el Plan Local contra la Violencia Machista Basauri.

La casa de mujeres Marienea acoge cursos y charlas durante todo el año // Foto: Basauriko Udala

¿Qué recursos tiene una mujer en Basauri si ha sido víctima de la violencia de género? Puede dirigirse al Ayuntamiento, a los servicios sociales, a la Policía Municipal, al médico…Cada mujer debe buscar el camino que más fácil le resulte; la Administración debe estar siempre preparada para atenderla. Tenemos un protocolo que coordina distintas áreas, desde la atención de la Ertzaintza hasta el asesoramiento jurídico, psicológico, programas de acompañamiento y un piso de acogida. También organizamos cursos para las víctimas: autoestima, empoderamiento…

Marienea es el epicentro de vuestras acciones, un centro de referencia. Fue de las primeras ‘casas de las mujeres’ que se abrieron en el País Vasco. Es un espacio céntrico y agradable que ofrece numerosos cursos sobre empoderamiento o sobre procesos de recuperación social, donde las mujeres aprenden a relacionarse de manera igualitaria.

¿Qué preocupaciones detectáis en las mujeres basauritarras? Como en cualquier lugar, les preocupa el futuro de sus hijos, el acceso al empleo, la gran brecha que todavía existe con respecto a los hombres para realizar un proyecto de vida en relación a la maternidad, las dificultades del acceso a la vivienda…Hay un hartazgo generalizado porque nos han hecho creer que nuestra sociedad es más igualitaria, pero comparándola con cómo vivían nuestras abuelas, pero hay que ver las cosas como son ahora, no comparándolas con una etapa anterior.

Arriba