Basauri

Nerea Sanz: “Creo que la figura de Manuela Eguiguren merece más reconocimiento”

La joven basauritarra realizará un documental sobre Manuela como trabajo de fin de grado // Foto: Nerea Sanz

Desde siempre, Nerea Sanz (Basauri, 1994) escuchó hablar de Manuela Eguiguren y con los años se dio cuenta de lo “importante” que había sido la partera para todas las mujeres de Basauri y alrededores, “incluida mi amama”. Nerea estudia Comunicación y ha querido que su trabajo de fin de grado sea un homenaje y un ‘archivo’ para que su historia “no se pierda”. Ha contactado con Bidebieta y Geuria para poder utilizar material grabado y ambos medios han ofrecido su ayuda para colaborar en la realización de documental.

¿Qué te ha impulsado a realizar un documental sobre Manuela? Creo que, aunque ha tenido su relevancia en Basauri y todavía se la homenajea y se habla de ella, existe muy poca información sobre su figura en Internet, por ejemplo. Cuando empecé a documentarme me sorprendió encontrar tan solo una biografía y alguna foto. Creo que se merece más reconocimiento y que es imprescindible que los jóvenes de Basauri puedan conocer quién fue esta maravillosa mujer.

¿Cuáles han sido los primeros pasos para acercarte a su figura? En Bachiller coincidí con una de sus bisnietas y me contó cómo lo había vivido personalmente. Le mostré mi interés en hacer algo y ella se lo comentó a su familia, que me prestó fotos, recortes de periódicos y videos. También contacté con la asociación de mujeres Manuela Eguiguren de Basauri. Gracias a que se han empeñado en que haya una calle con su nombre y en hacer un homenaje todos los años en fiestas, si no, probablemente, Manuela estaría mucho más olvidada de lo que está.

Todos los años se celebra una ofrenda floral junto al busto de Manuela Eguiguren durante las fiestas // Foto: Basauriko Udala

¿Por qué crees que sucede esto? Creo que tiene que ver con el hecho de que era una mujer y porque su trabajo estaba dedicado a las mujeres. Si lo comparamos con la figura de un hombre popular en Basauri, como, por ejemplo, Piru Gainza, la información sobre él se cuadriplica. Manuela fue una revolucionaria para su época: hizo sus estudios y siguió su vocación, que le venía de su madre, que también fue partera.

¿Has podido recabar ya testimonios personales? Ejerció hasta 1978, así que he podido hablar con algunas personas que nacieron asistidas por ella. Los he encontrado a través de las redes sociales y también por contactos de la asociación de mujeres. Aunque sigo buscando y estoy deseando oír más testimonios.

¿Cómo la recuerdan? Hablan estupendamente de ella, como una mujer muy fuerte, buena persona y buena profesional. Subrayan su importancia en una época en la que dar a luz suponía jugarse la vida. Que estuviera Manuela en sus partos les daba tranquilidad. Me ha impactado saber que muchas veces no cobraba si veía que la mujer tenía pocos recursos. Y también su fortaleza: iba y volvía andando por toda la zona y tan solo unas horas antes de dar a luz a su hija, estuvo asistiendo un parto.

Arriba