Basauri

Los vecinos de Larrazabal estallan en el pleno de Basauri

Vecinos de Larrazabal durante su intervención en un programa de TVE // Foto: Bidebieta

Numerosos vecinos del barrio de Larrazabal en Basauri protagonizaron el jueves uno de los momentos más tensos vividos en el pleno del Ayuntamiento de Basauri. Después de que la portavoz de la asociación de vecinos del barrio preguntara por las medidas tomadas “para poder vivir de forma segura y libre”, algunos vecinos que se encontraban de público en la sala comenzaron a gritar a los miembros de la corporación municipal, pidiendo una solución para los problemas de convivencia que sufre la zona desde hace tiempo.

La portavoz de la Asociación de Vecinos Baskonia-Larrazabal, Itziar Regadera, explicó que el pasado 10 de mayo un vecino, miembro también de la asociación de vecinos, fue otra vez “víctima de la inseguridad ciudadana” que sufren “desde ya desde hace muchos años y que ya está alcanzando límites preocupantes”. Por eso, piden más medidas ante la intensificación de los problemas “durante las últimas semanas”. Regadera indicó asimismo que una vez conocidas las conclusiones del reciente informe realizado por el Ayuntamiento sobre la situación del barrio, consideran que no descubre nada nuevo y señaló que el dinero empleado para realizarlo “podía haberse gastado en mejorar las infraestructuras del barrio”.

Recordó además, que en el pleno de septiembre de 2016 presentaron una moción solicitando medidas para mejorar la situación “y algo de caso nos hicieron”. Ahora insisten de nuevo “por nuestros hijos, que son menores y que no pueden defenderse por sí mismos” y porque en las últimas semanas se han intensificado los problemas de convivencia.

La portavoz de la Asociación de Vecinos, Itziar Regadera, durante su intervención en el pleno // Foto: Bidebieta

MEDIDAS POLICIALES Y DE VIGILANCIA

El alcalde Andoni Busquet respondió que la Corporación está “muy pendiente de esta tema” y que se está haciendo “todo lo que la legislación nos permite”. Se trata de medidas policiales, de mediación y de vigilancia, entre otras, “que no pueden hacerse públicas, aunque vosotros las conocéis”, detalló Busquet, que recalcó que desde el Ayuntamiento “sabemos que estáis pasando una situación muy mala y es un tema que nos preocupa”. Busquet mostró además su “completa disposición” hacia los vecinos de Larrazabal y subrayó que pueden contar con la Corporación “cuando quieran”.

Los vecinos respondieron entonces a gritos, diciendo que llevan “muchos días sin dormir hasta las seis de la mañana y que algunos están tomando pastillas”. Incluso invitaron al alcalde y al resto de la Corporación a pasar una semana “a pensión completa” en sus casas “para que sepan lo que están sufriendo”. José Gutiérrez, uno de los afectados por la situación señaló que había acudido ya tres veces al Ayuntamiento y que la única solución que le han ofrecido es irse de alquiler. “No me pienso ir. Al final me tendrán que matar para que hagáis algo”. Además, señaló que si el Ayuntamiento no toma medidas, “las tendremos que tomar nosotros”.

Arriba