Basauri

María Córdoba: ‘Tras mi paso por La Voz, me gustaría presentar mi primer disco en Basauri’

María, antes de entrar por segunda vez al plató de La Voz // María Córdoba

Admiradora de Rocío Jurado, Malú y Mónica Naranjo, María Córdoba (Bilbao, 1982) dejó a los 19 años el barrio de Urbi donde vivió y creció para emprender su aventura artística en Madrid. Hace unas semanas, aparecía por segunda vez en las audiciones a ciegas de La Voz, el exitoso programa de Telecinco. María es una todoterreno. Ha estudiado ballet, danza, flamenco, teatro, canto… Hasta fue profesora de sevillanas y flamenco en la Asociación de Mujeres de Ariz. Además de cantar, hace sus pinitos como modelo de tallas grandes en publicidad y fotografía y arde en deseos de presentar su primer disco en Basauri.

¿Cómo fue tu primera experiencia en La Voz? Me he presentado a los castings desde el primer año, pero nunca pasé de la primera prueba presencial. El año pasado conseguí llegar hasta las audiciones a ciegas con la canción de Pastora Soler ‘La mala costumbre’. Pero los coach no se giraron, no dije nada, pero padecía quistes intracordales, me costó mucho cantar, controlar y dosificar la voz.

¿Por qué has decidido por presentarte una segunda vez? El primer año Alejandro Sanz me dijo que tenía un ‘quejío’ flamenco muy bonito y que lo guardara como si fuera un tesoro y Malú me animó a volver a intentarlo. Además, gracias a La Voz recuperé la ilusión por cantar y por la música. De hecho, después de presentarme la primera vez compuse mi primer single ‘El despertar’, que habla de la superación de mis propios miedos.

Y para volver has elegido a Rocío Jurado. La canción que elegí “Mi amante amigo” la llevo cantando toda mi vida y la controlo y siempre está en mi repertorio, pero tenía que haber sido más inteligente al elegirla y recordar que todavía no estoy al 100%. No tenía nervios, pero sí miedo a que mi voz no reaccionase y por eso no disfrute, no transmití y no les llegué. Pero, como dije en el programa, a mí la vida nunca me lo ha puesto fácil, siempre me toca luchar el doble que a los demás, así que no importa lo que pase porque yo seguiré luchando siempre. La Voz ha sido sin duda la mejor experiencia de mí vida.

María es gran admiradora de Malú, parte del jurado de esta edición del programa de talentos// La Voz

¿Qué piensas de lo que te dijo el jurado? Pues que dentro de lo que conocen de mí (nada), tienen razón. Malú cree que no escojo bien las canciones porque siente que, aunque piense que canto bien, me vienen grandes. Lo que realmente no sabe es que mis cuerdas vocales no estaban del todo bien. Por lo demás estoy muy contenta. Aunque todo no lo pueden emitir, yo estuve unos 20 minutos en plató y me dijeron cosas maravillosas.

¿Te volverías a presentar por tercera vez? A esto le doy muchas vueltas… Pero probablemente sí lo haga, si ellos me vuelven a pasar el casting significa que siguen confiando en mi voz así que, si ellos lo hacen, ¿porque no hacerlo yo? Creo que debería de ir con una canción potente, enérgica y con fuerza, como soy yo y dejarme de baladitas.

¿Qué planes profesionales tienes después de tu paso por el concurso? He decidido formar mi propia banda y producir mi primer disco con 12 temas compuestos en letra y música por mí y con la ayuda de mi hermano Jon, que es mi guitarrista y mano derecha en esta aventura. El estilo es pop rock, con canciones llenas de fuerza basadas en experiencias reales vividas en primera persona.

¿Podremos verte algún día cantando en Basauri? Tengo intención de presentar en Basauri mi primer disco en enero o febrero, así que desde aquí hago un llamamiento porque mucha gente me lo está pidiendo, pero necesito un espacio para ello. También intentaré presentar la banda para llevarla a los San Faustos 2018. No hay nada que desee más que cantar en mi pueblo.

 

Arriba