Basauri

La ermita de Ariz se convertirá en un espacio cultural y social tras el arreglo de su tejado

Las obras han subsanado los problemas provocados por las goteras / Basauriko Udala

La ermita de Ariz, uno de los elementos patrimoniales más importantes de Basauri y de propiedad municipal, luce nuevo aspecto tras la finalización de las obras de reforma del tejado, una intervención que ha durado dos meses y que ha contado con una inversión total de 39.748 euros. Aunque a día de hoy la ermita se encuentra cerrada, los responsables municipales han confirmado que en el futuro se dedicará a usos sociales y culturales, como ocurre ahora mismo con la Torre de Ariz.

El Ayuntamiento de Basauri decidió acometer la intervención porque el tejado se encontraba muy deteriorado, lo que provocaba que este singular edificio basauritarra que existe desde al menos 1673, sufriera de goteras. Las obras ha consistido en la sustitución de todo el entablado de tejado y del porche. También se han cambiado las viguetas de madera del porche, que estaban muy afectadas con pudrición debido a las goteras. Además,  se ha renovado la cubierta del tejado.

USO SOCIAL Y CULTURAL
El edificio, que pertenece al mismo conjunto arquitectónico del palacio renacentista de la Torre de Ariz y que cuenta con una protección especial, ampliará sus posibilidades a partir de hora. De hecho, los responsables municipales abrirán la ermita para usos sociales y culturales tanto para la ciudadanía como para las diferentes asociaciones del municipio. El Consistorio elaborará para ello una ordenanza para que regule su funcionamiento.

Arriba