Basauri

Juli Rey: “Lo mejor de la temporada ha sido la calidad personal de las jugadoras”

Juli Rey comenzó esta temporada a entrenar al equipo femenino senior de balonmano / Juli Rey

Cuando faltaban tres jornadas para acabar la liga, el Indupime, equipo femenino senior del Atlético de Basauri de Balonmano, se convertía en campeón de Euskadi con 17 victorias en 17 partidos. Detrás de este invicto equipo de chicas con una edad media de 25 años, está la entrenadora Juli Rey (Basauri, 1973). Apasionada del balonmano (con 7 años empezó a jugar y con 25 a entrenar a equipos femeninos de todas las categorías), sueña ahora con que su equipo gane el ascenso a la División de Honor Plata. La cita será los días 11, 12 y 13 de mayo.

Primer año que entrenas a las senior femenino de Balonmano y ganan la liga. ¿Como te sientes? Todo el mérito lo tienen ellas, que son las que corren (Ríe). La verdad es que antes de entrenarlas apenas las conocía, porque entrenaba a juveniles y no me cuadraba para poder verlas en acción. Así que ha sido todo como de sorpresa y estoy encantada.

¿Era este el objetivo cuando empezasteis la temporada? No, cuando empecé con ellas mi idea era básicamente ganar partido a partido, sin pensar en objetivos tan altos como ganar la liga. Quería un equipo potente que corriera y cambiar un poco el sistema con el que trabajaban y, ¡ha salido muy bien! Llevamos 18 partidos, y 18 ganados. Si el día 8 de abril ganamos el partido en Zarautz, ganaríamos la liga invictas. ¡Estoy muy contenta!

Y, ¿cómo está el equipo? ¿Preparadas para jugar para el ascenso? Ellas están muy arriba y muy contentas, que en realidad es lo más importante. Aunque tienen una especie de contento ‘retenido’, porque todavía tienen que jugar la fase. Ya si ganaran sería un contento completo.

La entrenadora (a la izquierda con sudadera gris) con las chicas del equipo celebrando la victoria / Atlético Balonmano Basauri

Estáis luchando para que los partidos del ascenso se jueguen en Basauri. Claro, es lo que más nos gustaría, poder jugar la fase en el Polideportivo de Artunduaga. Sería muy importante por el apoyo incondicional que tendrían por parte del público. Aunque, ojo, porque también tendría su parte mala: cuando juegas en casa puedes tener más nervios y más tensión. Pero la elección del lugar ya no depende de nosotras, eso se mueve en otras esferas.

¿Cómo se van a preparar para la gran cita? Lo que queda a partir de ahora es muy duro. Desde que acaba la liga tienen un mes más o menos para prepararse para la fase de ascenso, aunque tienen que seguir jugando partidos, ya que el día 6 de mayo se celebra la Copa. Así que tendrán fines de semana de dos partidos seguidos (la ida y la vuelta), y eso que empezamos directamente en cuartos por haber ganado la liga. Esto es muy bueno, porque si paran de jugar es peor: se pierde la competitividad y necesitan mantenerla a tope.

Después de un año en el equipo, ¿con qué momento te quedas? Lo que más destacaría de la temporada son las chicas, el equipo en conjunto. Es un grupo muy sano, muy alegre. Lo cierto es que son unas chavalas encantadoras, me quedo con la calidad personal del equipo. Es admirable como se ayudan unas a otras y como se animan entre ellas cuando tienen momentos bajos. Y, personalmente, creo que es lo más importante para poder ganar partidos.

 

Arriba