Basauri

Iñaki Zorriketa: “Basauri tiene muchos rincones dignos de ser fotografiados”

El fotógrafo aficionado Iñaki Zorriketa junto a su mascota / Iñaki Zorriketa

Desde su juventud, Iñaki Zorriketa (1961, Arkotxa, Zarátamo) ha tenido una pasión: hacer fotografías. Después de llevar media vida llevando un bar-restaurante, ahora está en paro, lo que le permite más tiempo para disfrutar de su hobby. Completamente autodidacta, su formación ha venido de los libros y luego de Internet. Precisamente Internet, a través de las redes sociales y especialmente en los grupos dedicados a Basauri, ha supuesto una ventana para su trabajo, donde cuelga periódicamente originales instantáneas de sus rincones preferidos del municipio.

¿Desde cuándo haces fotografías? Este hobby me viene de lejos: ya desde joven empecé a trastear, en el cuarto oscuro, como lo llamábamos antes. Allí, revelamos fotografías en blanco y negro, bajo un farol rojo.

¿Cómo has aprendido todo lo que sabes de fotografía? Toda la formación que tengo la he adquirido por mi cuenta. Al principio, a través de libros y luego más tarde gracias a la información que se puede obtener en Internet.

Y después de tantos años, ¿cuál crees que es el secreto para una buena instantánea? Sinceramente, yo todavía no lo sé. Aunque supongo que el secreto es sentirla como algo propio que compartimos. A mí me gusta hacerlas como una forma de expresarme, relacionarme… Como hablar y cantar.

¿Has participado en algún concurso fotográfico? No, la verdad es que no meo veo con el nivel suficiente. Lo que sí tengo es buena voluntad, pero sin preparación ni equipo adecuados, ni lo intento.

Algunas de las numerosas fotografías realizadas por Iñaki Zorriketa / Iñaki Zorriketa

En tus fotografías los paisajes son los protagonistas… Es lo que más me gusta fotografiar. Los paisajes siempre están ahí y a la vez siempre están cambiando.

Muchos basauritarras conocen tus fotos por publicarlas en el grupo de Facebook ‘No eres de Basauri si no…’ y tienes muchos ‘me gusta’. Si, normalmente gustan mucho y además estos grupos tienen muchos seguidores que son basauritarras que viven fuera y les encantan porque les traen recuerdos de su pasado.

Una de las características más destacadas de tus fotos son sus colores y ‘texturas’ tan sorprendentes. ¿Cómo los consigues? Lo que intento siempre es sacarles el ‘alma’, como si las vistiera de fiesta y les gritara: ¡Vamos! Aunque lo cierto es que mi mujer dice que las saturo demasiado. Para hacerlas, utilizo una vieja Lumix compacta que está bastante averiada, pero es la cámara más fiel que he tenido nunca.

¿Cuáles son los rincones de Basauri que te parecen más fotogénicos? ¿Y los menos? Diría que cualquiera, cada rincón tiene su encanto. El Social, la zona del río, Basozelai… Pero realmente todos. No puedo ser objetivo si me preguntas si Basauri es un sitio fotogénico, es como si me preguntaras si mi hija es guapa. A mí todos esos rincones me llegan, son parte de mi infancia, de mi juventud, de mi vida. En cuanto a lo menos fotogénico… Siempre hay cosas que mejorar, creo que lo que más alejado está del centro es lo más olvidado.

¿Qué lugar te gustaría fotografiar y todavía no lo has hecho? Urbi y tengo que hacerlo pronto. Mi nuevo proyecto será fotografiar el beso entre los dos ríos.

Arriba