Basauri

Basauri busca una solución a la zona deteriorada de Kareaga Goikoa

Kareaga Goikoa Basauri 2016 calle pisos
Calle Kareaga Goikoa en Basauri // GMaps

El Ayuntamiento de Basauri está trabajando para buscar una solución a las viviendas del comienzo de la calle Kareaga Goikoa, que se encuentran en estado avanzado de deterioro. En la comisión de Política Territorial del pasado martes, junto con el documento de aprobación inicial del PGOU, el equipo de gobierno presentó al resto de partidos políticos diferentes alternativas para la zona de Kareaga Goikoa, entre ellas, una que plantea trabajar conjuntamente con Gobierno vasco.

La zona deteriorada de Kareaga Goikoa, que va del número 1 al 7, tiene varias dificultades de ejecución, según ha explicado el equipo de gobierno: “Se trata de un edificio privado, con propietarios privados y sería una actuación de una carga económica importante”.

Así las cosas, esta propuesta del equipo de gobierno realizada por los técnicos municipales propone unir la unidad de ejecución de Kareaga Goikoa, de propiedad privada, a otro terreno de propiedad municipal, creando así un único ámbito de actuación en el que se intentaría que Gobierno vasco construyera VPO. Estas viviendas se construirían en ese otro terreno municipal, no donde están actualmente las de Kareaga Goikoa, ya que estas casas se derribarían y serían sustituidas por una zona de esparcimiento. Los vecinos serían reubicados en las nuevas viviendas. En un ejercicio de transparencia, todo este plan de actuación se puso en conocimiento del resto de partidos políticos.

CRÍTICA A LA FALTA DE DISCRECIÓN
Sin embargo, la discreción ha durado cuatro días. El pasado sábado, el PP de Basauri pidió públicamente al alcalde Andoni Busquet “que tome medidas urgentes” en los inmuebles de la calle Kareaga Goikoa del 1 al 7 debido a la situación de “ruina urbanística” en la que se encuentran “gran parte de ellos”. El portavoz popular ha precisado que “casi todos” los inmuebles son de principios del siglo pasado y llevan fuera de ordenación desde el año 1985. “Desde entonces no se ha actuado sobre ellos ni sobre el terreno”, apunta. Según ha explicado Gabriel Rodrigo, concejal popular, “creemos que hay medidas que se pueden tomar antes de que pueda ocurrir una desgracia”, como por ejemplo, señalaba el edil popular, implicar al Gobierno vasco.

Desde el equipo de gobierno han criticado la “falta de escrúpulos” del concejal popular: “Ha puesto sus intereses por delante de los de los vecinos en una actitud indigna y deshonesta al intentar apropiarse de la propuesta sacándola a la luz, cuando los técnicos municipales llevan mucho tiempo trabajando en ella”.

Arriba