Koldo Etxebarria exposición cuadros
Basauri

Koldo Etxebarria: “Cuando el nivel de belleza de una obra es mayor, menor es el público que accede a ella”

Koldo Etxebarria, junto a una de sus obras // Cedida

Uno de los artistas más reconocidos de Basauri, Koldo Extebarria (Lemoa, 1960), lleva inspirándose en Basauri y sus gentes desde los años 90, momento en el que se instaló en el municipio. A la hora de crear sus obras de arte, todas ellas mediante técnicas pictóricas en 3D, pasa horas delante del ordenador para crear piezas con las que llegar a “la verdadera belleza del ser humano”.

Pionero de las infografías 3D aplicadas al arte y ganador del premio Nacional de pintura y arte Digital Casarte, se ha dedicado desde siempre a la creatividad en televisión -trabaja en el departamento de diseño de ETB- tras finalizar la carrera en Bellas Artes, pero nunca ha dejado su creatividad artística única y personal.

Eres uno de los artistas basauritarras más reconocidos. ¿Cuando supiste que querías dedicarte a esto? Desde pequeño siempre me ha interesado el Arte y siempre me he dedicado a él. Desde que tenía pocos años me quedaba dibujando paisajes por la noche en la cocina.

Háblame de cómo creas tus obras y lo que significan para ti. Llevo varios años usando técnicas de 3D. Comencé en los 90, cuando estas tecnologías eran muy caras, y yo pude estar a la vanguardia en ETB. De hecho, diría que la primera infografía en 3D hecha en Euskadi la hice yo.

Es una herramienta muy eficaz para poder expresar lo que quiero y desarrollar el concepto que llevo trabajando durante años: la belleza del ser humano, que se encuentra dentro, en lo más intimo de nosotros. Esta mirada la desarrollo con el 3D, pero la gasolina que mueve el motor, la fuerza expresiva, es la visión de que el ser humano tiene una dimensión hecha de belleza.

Todo mi Arte es muy positivo porque el ser humano también lo es. Yo he sido muy honesto conmigo mismo y siempre he trabajado usando el método con el que mejor he podido expresar mi sensibilidad artística, sin buscar lo comercial. Antes la gente no sabía muy bien qué es lo que hacía, pero hoy en día este estilo es lo que se pide y lo que se busca.

basauri koldo etxebarria 2014 focus abengoa

Koldo Etxebarria, áccesit del Premio Internacional de Pintura Focus-Abengoa // Cedida

¿Conoces gente del pueblo aficionada al diseño o a la pintura? Conozco muchas personas interesadas en el Arte con mayúscula. Por ejemplo, Luis Miguel Gómez es un pintor basauritarra con mucho renombre y con el que mantengo una muy buena relación.

Conozco mucha gente aficionada. A pesar de no tener el tirón que tiene el fútbol es algo que gusta. En esta sociedad damos más importancia a la cantidad, pero lo más importante es la calidad. Prefiero 30 personas con sensibilidad artística, a 3.000 individuos sin ella.

Es más, cuando el nivel de belleza de la obra es más profundo, el público que accede a esa pieza es menor. Llegar a unos niveles más profundos de la belleza no es tan sencillo y la mayoría tiene un nivel de apreciación de la belleza muy infantil. Algo que también pasa con otras disciplinas, por ejemplo, con la música.

¿Qué obra es la más significativa para ti? No me interesa la complejidad de la manufactura. Me importa más llegar a conectar mediante una pieza con la dimensión de belleza que busco vislumbrar. Por ese motivo, mis cuadros cuentan con elementos mínimos y recursos expresivos esenciales, y estos son los que más me interesan.

Mis dos itos artísticos, que además han sido premiados y destacados, fueron ‘To be delight’, donde se aprecia una persona mirando por la ventana y la luz que entra y ‘Belleza más allá de las formas’, donde una chica contempla una obra de Rothko. Estas dos obras dan en la diana del concepto que tengo.

La contemplación es la herramienta que utilizo, y la más poderosa que tiene el ser humano, para llegar a esa dimensión de belleza. Por ese motivo en la mayoría de mis obras aparece la figura humana en actitud contemplativa y, en muchas ocasiones, cerca de una ventana que para mí es el sinónimo de la vida. Yo paso mucho tiempo mirando obras de otros autores, disfrutando de esa mirada directa sin pensamiento para revivir esa belleza.

¿Basauri y sus gentes son una inspiración para ti? Me he inspirado en Basauri porque es donde vivo. La gente paseando, tomando un café tranquilamente… eso me inspira. Miro al ser humano y veo su belleza, porque la belleza está donde uno vive. Hay que saber mirar para verla.

Koldo Etxebarria: “Cuando el nivel de belleza de una obra es mayor, menor es el público que accede a ella”
Arriba