Basauri

Manu (repartidor de alimentación): “Faltará algún producto de forma puntual pero con lo básico no habrá problema”

Manu lleva más de 30 años trabajando como repartidor en el sector de alimentación / Cedida

El basauritarra Manu Urtueta lleva más de 30 años trabajando como repartidor en el sector de la alimentación. Ahora, su empresa ha hecho un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) que durará 15 días para la mitad de la plantilla y después volverá a su trabajo durante otros 15. A pesar del ‘parón’, Manu ha podido comprobar de primera mano como se desarrollaron los días anteriores y posteriores a la entrada en vigor del estado de alarma por la crisis del coronavirus. “Unos días antes, la gente estaba con miedo y compró muchos productos compulsivamente”, explica.

Sin embargo, a partir del 16 de marzo la situación empezó a cambiar ligeramente. “Seguíamos a buen ritmo el reparto por toda Bizkaia, pero con menos agobios que los días anteriores”, detalla Manu. No obstante, puntualiza que su empresa, en la que reparten sobre todo carne y congelados sirve sobre todo (“un 80%”) a bares, restaurantes y comedores escolares, por lo que la mayoría de la clientela, ahora mismo, no está en funcionamiento. “También repartimos en algunos supermercados pequeños y quiero tranquilizar a la gente: va a haber aprovisionamiento de alimentos; en ese sentido no va haber problema”, recalca. Sí que puede haber un “falta puntual de algún producto”, pero “lo básico” no va a faltar. Comprende la preocupación, pero llama a la calma, teniendo en cuenta que “tenemos para largo”.

MEDIDAS DE HIGIENE

Respecto a la seguridad en el terreno laboral, Manu explica que en el sector de la alimentación “tenemos desde siempre medidas de higiene bastante estrictas”, comenta. Por eso, ya tiene “la costumbre, por inercia” de lavarse las manos habitualmente a lo largo de la jornada laboral, utilizar guantes y toser hacia atrás. En cuanto a la distancia de seguridad, ve “más complicado” guardarla en el almacén o en la entrega al cliente, aunque procuran mantenerla lo máximo posible. Respecto a los ERTE que están sufriendo diferentes empresas, considera que pueden “ser la puntilla” para acabar con la actividad de muchas PYMES que ya se encontraban en una situación complicada.

Arriba