Basauri

Itsaso Urionabarrenetxea (Cruz Roja): “Hemos tenido un aluvión de peticiones de personas para ser voluntarios”

cruz roja reparto alimentos
La red de voluntarios alcanza casi las 200 personas / Cruz Roja

La basauritarra Itsaso Urionabarrenetxea es responsable comarcal de Intervención Social de Cruz Roja, que ha volcado buena parte de sus recursos para atender las nuevas necesidades surgidas por la crisis del coronavirus en Basauri y en las localidades cercanas. Para ello, han creado un red de voluntariado que alcanza casi las 200 personas y que, además de realizar la compra o sacar la basura, cubre necesidades de acompañamiento y seguimiento telefónico para personas mayores.

¿Cómo os organizáis en Cruz Roja para hacer frente a esta nueva situación? La actividad ha ido entrando poco a poco. La hemos tenido que ir articulando día a día porque es una situación nueva para todo el mundo. En general, por las mañanas, los voluntarios recepcionan las demandas de personas mayores o en cuarentena. También otra persona realiza llamadas de seguimiento a personas mayores para ver cómo están y si necesitan algo: o a las que se han inscrito en la iniciativa de ayuda para personas mayores de 70 años del Gobierno Vasco. Además, estamos coordinados con el Ayuntamiento de Basauri para realizar llamadas a personas mayores y cubrir sus necesidades.

¿Cuáles son las necesidades que más demandan? En general, la compra de medicamentos o de alimentos y otras cuestiones prácticas como sacar la basura. Normalmente todos esos ‘recados’ los realizan los voluntarios del turno de tarde. Además, destacaría que también hacemos un seguimiento y un acompañamiento telefónico para muchas personas de edad que están solas y que necesitan un poco de ánimo o no tienen con quién hablar. Depende de su estado emocional hacemos seguimiento diario, semanal o dos días a la semana, para enviarles menajes positivos.

¿Cuántas personas están trabajando como voluntarios con la Cruz Roja? Ahora mismo serán unas 170 personas de toda la comarca, la mayoría de Basauri. La verdad es que nos ha sorprendido gratamente el aluvión de peticiones que hemos tenido. Se agradece una barbaridad, porque al principio, como la situación era nueva, teníamos miedo de no tener el personal suficiente para responder a la demanda que podía haber. Hay de todo, la mayoría jóvenes, que no tienen perfil de riesgo en casa  y que prefieren hacer algo para ayudar, porque además es muy gratificante.

¿Qué medidas de precaución están utilizando los voluntarios? Las medidas de seguridad son prioritarias, tanto para los voluntarios como para las personas mayores o en cuarentena que atendemos. El personal voluntario lleva guantes, mascarillas y unos chalecos distintivos de la campaña Bizkaia Responde, impulsada por la Diputación y Cruz Roja. Las compras se dejan en la puerta y no hay ningún contacto.

Basauri es uno de los focos con más contagios en Bizkaia. ¿Cómo afrontáis un posible escenario con más necesidades y demandas? Seguimos los datos constantemente, porque además del número de casos, Basauri tiene un elevado porcentaje de personas mayores. Ahora mismo, tenemos todos los turnos cubiertos hasta que termine esta segunda etapa de confinamiento. Pero como la situación puede variar cada día, estamos atentos para recepcionar más peticiones de voluntariado. Pero estamos contentos porque la gente responde y podremos ir cubriendo todas las demandas. Por otra parte, haría una lectura positiva de la vida social de Basauri, puesto que muchas personas mayores obtienen ayuda de sus vecinos de toda la vida para hacer las compras o sacar la basura, por lo que no necesitan nuestra ayuda.

Arriba