Entrevistas

Eneko Amezketa y Eneko Arrese: “No es cierto todo lo que sale en la tele sobre la gestación subrogada”

gestacion subrogada pareja basauritarra
Eneko Arrese y Eneko Amezketa junto a Aretx, que llegó a Basauri el 17 de abril / Cedida

Los basauritarras Eneko Arrese y Eneko Amezketa cumplieron hace 7 meses y medio su sueño de ser aitas. Barajaron varias opciones y finalmente eligieron llevar a cabo el proceso de gestación subrogada. “Después de informarnos, nuestra opinión pasó de ser contraria a ser favorable”, aseguran. Durante más de un año y medio, estuvieron en contacto con Jocelyn, una joven de 27 años residente en Chicago con la que hoy en día siguen comunicándose. El 5 de marzo de 2020, en plena primera ola de la pandemia en Estados Unidos, viajaron a Chicago para conocer a la madre gestante y asistir al parto. Desde el 17 de abril disfrutan en Basauri de su pequeño Aretx.

¿Cómo y cuándo decidisteis apostar por tener un hijo por gestación subrogada? Siempre fue una ilusión llegar a ser aitas. Investigamos sobre las diferentes opciones posibles. La primera de la que hablamos fue la adopción, pero nos comentaron que el hecho de ser dos chicos complicaba y alargaba mucho el proceso de adopción, cosa que nos sorprendía en pleno siglo XXI, que la administración pusiera “trabas” todavía por este motivo.

Así que nos hablaron de la gestación subrogada, de la que no estábamos muy informados y la poca información que nos llegaba por los medios de comunicación era totalmente diferente a lo que realmente era. Nuestra opinión paso de ser contraria a ser favorable a este proceso. Nos informaron de como iba el proceso con diferentes agencias y abogados y finalmente decidimos comenzar este viaje al conocer a nuestra gestante, que hoy en día es nuestra amiga, Jocelyn. Una chica que ya ha sido madre anteriormente y que trabaja en una escuela con niños diagnosticados con TEA.

¿Cuáles fueron los primero pasos y por qué elegisteis hacerlo en Estados Unidos? Dos chicos solo pueden formar una familia por gestación en 2 países de todo el mundo: EEUU y Canadá. Por lo que nos decantamos por EEUU, ya que lleva mas de 50 años siendo legal en algunos estados del país. Contactamos con una agencia de allí. Nos decantamos por esta agencia porque todas las mujeres que deseaban ser gestantes tenían que cumplir unos requisitos que para nosotros eran indispensables: tenían que haber sido madres anteriormente, un trabajo fijo y unos sueldos superiores a $60.000 anuales. Y pasar pruebas psicológicas tanto las gestantes como nosotros. Además de todo esto el óvulo que se utiliza en EEUU para crear los embriones, es de una donante anónima. No es de la gestante (a diferencia de lo que suele creer la gente, es por ello que la gestante no tiene ningún vínculo genético con el bebé)

¿Cómo fue la relación con la madre gestante? Jocelyn es una chica de 27 años, que tenía una hija de 6 años llamada Amaya. Hicimos el primer Skype con ella y su madre Hilaria. Lo primero que nos marcó fue que nos dijera Jocelyn: Gracias por cumplir mi sueño de ser gestante. Su madre nos contó que su hija desde que tenía 16 años tenía la ilusión de poder ayudar a otras personas a tener hijos. Su madre le dijo que hasta que no terminara sus estudios universitarios y tuviera trabajo no tendría su autorización.

Un año y medio después y tras miles de skypes y llamadas a través de whatsapp creamos una gran amistad. El 5 de marzo de 2020 fuimos a Chicago a conocer a Jocelyn y al parto de nuestro pequeño. Todavía recordamos como si fuera ayer el momento en que la conocimos y nos abrazamos en el aeropuerto. Nos recibió toda su familia como si nos conociésemos de toda la vida. Nos instalamos en una casita a las afueras de la ciudad cerca de ella y todos los días venían a nuestra casa o nos invitaban a comer a su casa con sus padres, hermana e hija. Además casi todos los días nos traían algún regalo, cosa que nos daba mucho apuro.

A día de hoy seguimos hablando casi a diario y una vez al mes nos hacemos video llamada. Nos llama “my basque family”. Tenía pensado venir todos los veranos a visitarnos pero por la pandemia lo ha tenido que aplazar para más adelante. Y ya está pensando en realizar un segundo proceso de aquí a un par de años.

 ¿Qué ha sido lo más difícil durante este camino? Estar lejos de Jocelyn durante el embarazo, aunque teníamos contacto diario. Siempre nos llamaba cuando daba una patada, o se movía para que lo viéramos en directo. Y nos decía que le hubiera encantado que estuviéramos junto a ella durante el embarazo para que lo viviéramos de primera mano.

gestación subrogada pareja basauri

Los padres mantienen contacto con la madre gestante / Cedida

Os encontrabais en Chicago en plena primera ola de la pandemia para recoger a Aretx ¿Cómo vivisteis la situación? Sí, justo mientras estábamos allí comenzó con fuerza la primera ola. En EEUU ya empezaron los confinamientos y aquí en Euskadi todavía la gente hacía vida normal y no se creían del todo el peligro de la pandemia. Veíamos la ciudad vacía, comercios vacíos… Llamábamos a casa y nuestras familias seguían haciendo vida normal en las calles. Fue muy duro estar lejos de tu casa en una crisis sanitaria como la actual. Oíamos en las noticias como ingresaban en las UCis americanas a cientos de personas y teníamos mucho miedo de pillar una enfermedad de este calibre tan lejos de casa. Contratamos un seguro antes de ir a EEUU y estábamos cubiertos pero estábamos completamente solos allí.

¿Cuál fue la reacción de amigos y familiares ante la decisión de llevar a cabo el proceso de gestación subrogada? Todo el mundo se alegró de la decisión que habíamos tomado. Si que es verdad, que la mayoría sintió inquietud por el desconocimiento y la mala información que tenían sobre el funcionamiento de la gestación subrogada. Aún así cuando les explicamos como iba todo el mundo lo entendió y nos apoyó. Llegamos a Basauri el 17 de abril. No podían venir a casa algunos familiares por los confinamientos domiciliarios, pero aprovechábamos cualquier momento para que nuestros aitas y amas vieran a sus nietos.

¿Cómo se regulariza la situación en el Estado Español, teniendo en cuenta que aquí no está permitida la gestación subrogada? Aunque el Estado Español no regularice este proceso, El Tribunal Europeo de Derechos Humanos en sus sentencias de junio de 2014 creó jurisprudencia al decir que la negación de inscripción de bebes recién nacidos es atentatoria contra el interés superior de los menores. Manifiesta que de esa forma se priva a los mismos de algunos de los contenidos esenciales de su derecho a una vida privada que garantiza el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales. Y afirma que no se les puede dejar en la situación de incertidumbre jurídica sobre aspectos esenciales de su misma identidad, como nacionalidad y filiación, que se derivaría de esa negativa a la inscripción.

Como sabéis se trata de un tema polémico actualmente. ¿Qué les diríais a las personas que están en contra de la gestación subrogada? Primero de todo que entendemos que haya opiniones tanto a favor como en contra. Al principio nosotros y muchas y muchos amig@s no estábamos totalmente a favor de este proceso. Pero en cuanto te informas, conoces a mujeres como Jocelyn y te explican por qué lo hacen te das cuenta que no es cierto todo lo que sale en la tele y lo que dicen algunos políticos.

Cuando le explicamos a Jocelyn que en el Estado Español había gente muy contraria a esto, se creía que era por que la gente era homófoba. Le explicamos que no, que muchas personas creen que se utiliza y se explota a mujeres como ella y va en contra de su libertad. Cuando le contamos esto abrió los ojos de tal manera… que nos decía: ¿Si más libre de hacer lo que quiera con mi cuerpo no hay nada no? Yo lo hago porque quiero hacerlo, quiero ayudar a la gente a crear una familia, me encanta ver vuestras caras de alegría al tener en brazos a vuestro hijo.

Está claro que las leyes tienen que cambiar. Las mujeres tienen que ser libres de decidir lo que quieren y no. Los políticos no tienen que prohibir nada, en cuanto se prohíbe algo ya estás coartando la libertad de las personas. Como nos decía Jocelyn, cada mujer tiene que ser libre de hacer lo que quiera con su cuerpo.

¿Y qué les diríais a aquellas que se lo están pensando pero no se atreven a dar el paso? A lo largo de este proceso hemos conocido a muchas familias que han creado su familia a través de la gestación. Familias con dos aitas, aita y ama, aitas solos… Lo primero de todo que pediríamos es que se informen. Que no cierren la puerta a hablar con gente que ha realizado este proceso. Que hablen con las gestantes. Dudo mucho que teniendo sus opiniones reales de primera mano sigan pensando que estas mujeres son explotadas o que estas mujeres están en granjas pariendo como insinúan muchos políticos.

Con esto no queremos decir que no exista la explotación en algunos países porque es un hecho y estamos totalmente en contra de la utilización y explotación forzada de la mujer. Creemos que debería ser un tema que habría que regularlo para que cada uno pueda elegir lo que quiera hacer con su cuerpo libremente y que así desaparezca la explotación de mujeres.

Arriba