Entrevistas

Francy Fonseca: “El coro muestra que Colombia es mucho más que la violencia que aparece en las series”

coro canta colombia
El coro se reúne todos los jueves en la Asociación Colombia Euskadi en Basauri / Bidebieta

Todos los jueves por la tarde, 8 mujeres y 2 hombres de distintas procedencias (Colombia, Venezuela, Cuba, Basauri), se convierten en una sola voz en el Coro Canta Colombia, una iniciativa de la Asociación Colombia Euskadi (en la calle Axular de Basauri), para transmitir y visibilizar la rica y variada cultura musical de Colombia y “romper la visión distorsionada que se tiene del migrante colombiano”. Financiada por la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Basauri, la actividad comenzó en mayo y tras el parón del verano, las participantes han retomado con entusiasmo su cita semanal.

Así lo relata por ejemplo Doris, de Colombia, que se siente feliz porque se visibiliza lo bonito de su país, “que no solo es droga y violencia”. O Natalia, que afirma que hay mucho desconocimiento de la cultura musical colombiana. “Su posición geográfica hace que tengamos influencias de los sonidos de toda América”, explica. El coro avanza con “buena energía y muchas ganas”, y supone “toda una terapia y un chute de energía”, como explican los propios participantes, guiados por Patricia y Maider, profesionales de Musicology Eskola de Basauri. Hablamos con la coordinadora Francy Fonseca para que nos cuente todos los detalles.

¿Cómo nace la iniciativa Canta a Colombia? Esta iniciativa surge en la Asociación Colombia Euskadi con la intención de cambiar un poco la visión distorsionada que se tiene de la migración que viene de ese país. Colombia tiene mucho más de lo que suele aparecer como representativo en la series o en las noticias, que siempre ponen el foco en el narcotráfico y la violencia.

¿Y por qué decidisteis apostar por el formato de coro? Llevamos 5 años trabajando en Basauri con actividades de todo tipo para, sobre todo, promover la interculturalidad, generar espacios de encuentro y sensibilizar. Pero en este caso queríamos hacer algo diferente, salirnos un poco de lo habitual, romper en cierta manera el formato típico de las charlas y los talleres. Y por una serie de circunstancias pensamos en lanzarnos con esta idea ‘loca’ y ‘diferente’. Un coro como herramienta de promoción de la cultura colombiana y su visibilización. La música como un elemento de enganche para personas que nunca han cantado o personas de cualquier parte del mundo. De ahí el nombre del coro al principio, Canta-a Colombia, un juego de palabras puesto que queríamos gente de Colombia pero también personas que le cantaran a Colombia.

coro canta colombia

El coro actuará ante el público a finales de año o comienzos de 2022 / Bidebieta

De hecho, hay participantes de Basauri, Cuba o Venezuela, además de colombianos. La respuesta ha sido muy buena y la verdad es que para nosotros es muy interesante que haya un grupo tan diverso, que no solo sea gente colombiana. Porque también supone una forma de interacción social, de conocerse, de crear lazos. Ahora se ven por el pueblo y se conocen, se saludan. Lo cual lo convierte en una experiencia más bonita todavía.

¿Cómo habéis elegido el repertorio con el que trabajáis? Primero hicimos una lista muy larga, invitando por redes sociales a nuestra comunidad virtual para que nos propusiera canciones. A parte también buscamos por nuestra cuenta, intentando que se visibilizara la gran diversidad cultural y en este caso musical del país. Hay que tener en cuenta que por su ubicación, Colombia es un país que tiene el Caribe, el Atlántico, el Pacífico y el Centro y eso se refleja en sus ritmos. Ahora tenemos un repertorio de 6 canciones que más allá del propio ritmo musical también reflejan mensajes importantes en sus letras. Porque por ejemplo no cantaríamos a Maluma, puesto que tiene unas letras muy machistas, por mucho que nos gusten sus ritmos.

Contáis con Maider como profesora de canto, de la Musicology Eskola de Basauri. ¿Cómo es el trabajo con ella? Desde Musicology han captado muy bien nuestra idea. El coro es importante, pero lo que queremos transmitir con el coro es más importante todavía. No se trata de cantar bien, porque no tenemos voces de canto ninguno de los participantes y conllevaría mucho tiempo preparar una voz por completo para algo así. Y desde ese punto de partida trabajamos con la profesora de maravilla. Se trata de divertirse, desconectar, compartir. ¡Hasta suena bien cuando cantamos todos juntos!

¿Hay posibilidades de que se pueda ver vuestro trabajo sobre un escenario? Estamos trabajando en ello, todavía es pronto, pero puede que actuemos en público en diciembre o en enero. Al final sería ideal que se viese sobre un escenario, de forma que de manera divertida y amena transmitamos también un mensaje. Se trataría, por decirlo de algún modo, de un presentación ‘teatralizada’. De hecho, por eso nos hemos preocupado mucho del repertorio. La música tiene un efecto multiplicador muy grande y el debate sobre qué canciones cantar también ha sido muy fructífero para el grupo. Además de la presentación en directo de calidad, queremos hacer un vídeo para las redes sociales.

Dada la buena acogida, ¿es una iniciativa que podría repetirse como parte de vuestras actividades? Es muy posible que haya una segunda parte en la que participen otras personas. Yo estaba segura de que la experiencia iba a ser muy positiva, pero la verdad es que está superando todas mis expectativas y se ha creado muy buena energía. También ha sido una forma de que la gente se acercara a la Asociación por primera vez y al conjunto de asociaciones que estamos en este local (un total de cuatro) y que así conozcan e incluso se apunten a otras actividades que les interesan.

Arriba