Entrevistas

Bea Agirre (EH Bildu): “Una vez más, ahora con el TAV, demuestran que no importa lo que opine o necesite el pueblo de Basauri”

bea agirre eh bildu
Bea Agirre, concejala de EH Bildu en Basauri / Cedida

Bea Agirre (Basauri, 1973) dio el paso al ámbito institucional a lo largo de esta legislatura cuando se incorporó como concejala de EH Bildu en el Ayuntamiento de Basauri. Hasta ahora su experiencia ha estado ligada al sindicalismo. De hecho, es delegada de su centro de trabajo desde hace siete años. Sin embargo, “creía que era el momento de dar un paso más para implicarme en el día a día de nuestro pueblo”, nos ha explicado. Repasamos con ella cuestiones fundamentales del municipio, como la futura estación del TAV en Lapatza o el trabajo de EH Bildu como principal partido de la oposición en Basauri.

¿Cómo valoráis el anuncio sobre la futura estación provisional del TAV en Basauri? Nos parece un despropósito más en todo este sinsentido del TAV. En el pleno de septiembre expusimos claramente cuál es nuestra opinión sobre lo que entonces era una posibilidad que cada vez estaba cogiendo más fuerza, como es la ubicación provisional del TAV en Lapatza. Como corporación municipal nos debemos posicionar en contra de una opción en la que se vuelve a ningunear a Basauri. Con este anuncio se demuestra una vez más que no importa lo que este pueblo opine o necesite y que vuelve a situarnos como el «patio trasero» de Bizkaia, ese lugar en el que metemos todas aquellas infraestructuras que nadie quiere para su pueblo (playas de vías, cocheras de metro, cárcel y cuarteles, nudo de autopistas…).

¿Cuál creéis que debe ser la postura del equipo de gobierno y de los partidos ante este anuncio? La postura de EH Bildu sobre el TAV es de sobra conocida. Es un proyecto que no compartimos, que no se ajusta a las necesidades de este país, y que está suponiendo un expolio económico y una barbaridad ecológica de primera magnitud; que no garantiza la unión ferroviaria ni con el norte ni con el sur, que no va a permitir el transporte de mercancías… Y ahora además tenemos que sumarle la amenaza de una parada «provisional» en Lapatza, zona de ocio y esparcimiento para los y las basauritarras que tanto ha costado recuperar y que en estos tiempos de Covid hemos aprendido a valorar más que nunca.

Esta parada conllevaría un tránsito enorme de camiones y otras afecciones derivadas durante los meses que duren las obras y, posteriormente mientras la parada esté operativa (ya conocemos lo que supone la provisionalidad en estos casos), aparcamientos para vehículos de usuarios del TAV, zonas de carga y descarga de posibles pasajeros para vehículos privados, taxis, autobuses, coches de alquiler, aumento del tráfico rodado, aumento del tráfico ferroviario al paso por el municipio, alteración de zonas verdes…

Creemos que, más que mociones, opción que no descartamos, es necesaria una labor de diálogo y negociación entre las formaciones políticas de Basauri que nos permita acordar una postura en común para defender los derechos de la ciudadanía más allá de siglas concretas.

Recientemente se ha aprobado la congelación de tasas e impuestos. ¿Se han tenido en cuenta, como pedíais, progresividad fiscal y la protección de los colectivos más necesitados? Es un tema que precisa de mucha pedagogía. Nosotras defendemos un sistema fiscal con ingresos suficientes para garantizar unos servicios públicos dignos, poniendo en valor la cobertura social, acceso al deporte y cultura… Y a partir de ahí establecer políticas de ayuda a las personas con menor poder adquisitivo, para que nadie se quede atrás.

Entendemos la congelación de tasas e impuestos que se planteaba este año, pero hay que dar más pasos. Siguen pendientes aspectos como conocer el verdadero coste de las actividades que se pagan con precios públicos, para aplicar esa progresividad. Además, no debemos olvidar que una gran parte de los ingresos vienen de la Diputación y creemos que el sistema fiscal que se aplica deja mucho que desear en ese sentido de progresividad fiscal.

Otra cuestión que está sobre la mesa es vuestra propuesta de sumar Basauri al servicio de alquiler de bicicleta pública en Bizkaia impulsado por la Diputación. ¿En qué punto se encuentra esta propuesta? En su día ya propusimos impulsar un sistema de alquiler más allá de los límites de Basauri, para desplazamientos entre poblaciones. Con la información de que la Diputación había convocado una reunión con los Ayuntamientos interesados, instamos al equipo de gobierno a participar activamente. A día de hoy sabemos que hubo una reunión a finales de julio a la que no acudió nadie del Ayuntamiento de Basauri. Y no sabemos nada más.

También habéis denunciado el estado de ciertas zonas verdes de Basauri. ¿Cuáles son esas zonas y qué proyectos concretos veis prioritarios? En estos momentos de pandemia en los que estamos comprobando de primera mano lo importantes que son las zonas verdes para la ciudadanía, nos encontramos con que el mantenimiento de las mismas deja mucho que desear: subida al Malmasin, paseo de Lapatza… En un momento de emergencia climática como el actual, en el que se han encendido todas las alarmas, no podemos olvidar que los núcleos urbanos y nuestro estilo de vida suponen uno de los grandes focos de contaminación del planeta y que también nos corresponde a nosotros y nosotras, desde nuestro pequeño rincón, aportar para mejorar la situación.

Eso pasa por conservar en condiciones las pocas zonas naturales con las que contamos en Basauri. Pero también por recuperar aquellas como la charca de Etxerre o espacios que han quedado en desuso como la vieja vía del Tranvía de Arratia. Y, sobre todo, de integrar la naturaleza en toda la trama urbana. Generando nuevos espacios verdes y hacer de Basauri un lugar más sostenible y más agradable para la vida diaria.

PRESUPUESTOS 2022

Próximamente se empezará a trabajar en los presupuestos para 2022. Creo que es necesario contextualizar la situación. El año pasado, de cara a los presupuestos de 2021, propusimos al equipo de gobierno un acuerdo político que nos permitiera utilizar todos los recursos del Ayuntamiento para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Nos trataron poco menos que de ingenuas y locas y, por supuesto, nos dijeron que no, como de costumbre. Pero, como pasa muchas otras veces, se dieron cuenta a posteriori de que tal vez no era tan descabellado lo que proponíamos. Y decidieron echar mano del remanente de tesorería para poner en marcha diferentes proyectos que habíamos presentado con anterioridad.

Ahora, nuestra postura de cara a los presupuestos de 2022 va en la misma línea. Más si cabe teniendo en cuenta que la liquidación de Udalkutxa para el año 2021 va a suponer un aumento de fondos con los que no se contaba. Y sin olvidar que el año que viene deberían entrar en juego los famosos fondos europeos. Tenemos proyecto y propuestas, mantenemos un contacto regular con diferentes agentes para conocer sus necesidades. Y cuando llegue el momento las realizaremos para blindar la cobertura social, impulsar diferentes sectores del municipio. Además de apostar por estratégicas en materia de sostenibilidad medioambiental, accesibilidad y movilidad, regeneración urbana…

Ha pasado ya más de media legislatura. ¿Cuál sería el balance desde EH Bildu, tanto con vuestro propio trabajo como con el del equipo de gobierno? Nosotras tenemos clara nuestra misión: realizar aportaciones que mejoren el día a día de las y los basauritarras. Y en ello estamos, siendo propositivas y tratando de influir haciendo propuestas que van en ese sentido. Además, entendemos la política como algo abierto, dinámico y compartido, por lo que resulta imprescindible la colaboración constante con el movimiento asociativo de Basauri. Y apostamos firmemente por ampliar los cauces de participación ciudadana.

Ante esto nos estamos encontrando con un equipo de gobierno que está haciendo valer su mayoría absoluta, sin tener en cuenta nuestras aportaciones. Es curioso que muchas de ellas son tenidas en cuenta y aplicadas tiempo después, como por ejemplo: papeleras de reciclaje en escuelas, plazas y puntos de interés (propuesta de 2019), bono comercio (propuesta de 2021), lavadero de bicicletas en el Kalero y Basozelai (propuesta de 2019)… Lamentablemente, este equipo de gobierno está convirtiendo en norma el llegar tarde y muchas veces obligado por otros a cubrir las necesidades del momento. Y sin capacidad de anticipar problemas o hacer frente a los retos estratégicos de Basauri.

Es justo reconocer que ha sido una situación muy compleja de gestionar y en una tesitura como la actual es imposible acertar siempre. Lo triste es que no son conscientes de que solos no pueden hacer frente a una situación tan delicada sin contar con la oposición. No vaya a ser que eso suponga alguna “victoria” política para alguien que no sea el Alcalde o el equipo de gobierno PNV-PSE…

PRINCIPAL PARTIDO DE LA OPOSICIÓN

¿Habéis podido trabajar de otra forma siendo ahora el principal partido de la oposición en Basauri? Trabajamos con la responsabilidad de ser el partido principal de la oposición y siempre en dos vertientes: seriedad y rigor en la fiscalización de la labor del Equipo de Gobierno y sin olvidar presentar propuestas y mejoras en todos los ámbitos.

Aunque he de decir que resulta difícil cuando estás ante un gobierno municipal que no tiene ningún interés a la hora de negociar y acordar. Basta el ejemplo del estado de alarma, donde mandábamos propuestas que ni se debatían, o cuando se lanza a la prensa medidas antes de pasar por debate en la comisión pertinente.

Arriba