Entrevistas

Isabel Cadaval (PSE): “La participación de niñas y jóvenes en las actividades de Marienea ha aumentado significativamente”

isabel cadaval pse
Isabel Cadaval es Concejala de Empleo, Igualdad y Cooperación y Portavoz del PSE-EE en Basauri / Cedida

La basauriarra Isabel Cadaval es Concejala de Empleo, Igualdad y Cooperación y Portavoz del PSE-EE en el Ayuntamiento de Basauri. Cuando ya han pasado casi tres años de la legislatura, nos reunimos con ella para enfocarnos en el trabajo que desarrolla en el área de Igualdad, justo unas semanas después de cumplirse el décimo aniversario de Marienea, la Casa de Mujeres de Basauri, toda una institución de referencia. Además, Isabel aborda cuestiones como el Plan Interno de Igualdad, el programa educativo en valores en los centros escolares, el II Plan contra la violencia machista o los proyectos específicos para mujeres mayores, entre otras cuestiones.

Marienea acaba de celebrar su décimo aniversario. ¿Qué supone para Basauri contar con esta Casa de Mujeres? Es un punto de encuentro para las mujeres basauriarras, es la sede de varias de las asociaciones feministas del municipio, espacio de trabajo de grupos autónomos de mujeres vinculadas por intereses comunes y, sobre todo, es donde el Ayuntamiento de Basauri, a través del Área de Igualdad, presta gran parte de sus servicios y desarrolla las políticas públicas de igualdad.

En la recientemente aprobada Ley de Igualdad se reconoce la importancia de las Casas de las Mujeres en el camino a la consecución de la igualdad, creo que en Basauri debemos mostrar orgullo por contar con Marienea desde hace ya diez años.

¿Cuáles destacarías como sus mayores logros durante esta década? Marienea ha resultado ser un proyecto de éxito, vienen desde otros Ayuntamientos, se acercan a nosotras, precisamente, para conocer de primera mano en qué radica ese éxito, que, en mi opinión, está totalmente ligado a una confluencia de caminos entre el movimiento feminista y la institución pública, en este caso el Ayuntamiento de Basauri. Tenemos objetivos comunes, compartimos, en gran medida, agenda, y somos capaces de remar juntas para que las políticas públicas de igualdad sean cada vez más fuertes y eficientes.

En ese camino, lógicamente, hay momentos de discusión, de tener puntos de vista diferentes. Es, justo en ese punto, cuando a partir de desacuerdos somos capaces de acordar, cuando acertamos, cuando logramos lo que el feminismo y las políticas públicas de igualdad necesitan: el mayor consenso posible para que aquellos que denigran el feminismo y su lucha se queden solos, aislados.

¿Qué importancia crees que ha tenido el movimiento feminista en Basauri?  Recientemente, en las fiestas de Bidebieta, se hacía un merecido homenaje a las 11 de Basauri y al módulo de Planificación familiar que surgió a finales de los 70 para acompañar a las mujeres basauriarras en la defensa y ejercicio de sus derechos en relación a la sexualidad y la reproducción. Cuesta imaginar todos los obstáculos que podía haber en aquel momento, recién salidos de la noche franquista, para que se entendiera que las mujeres tenían derecho a decidir sobre su cuerpo. Luchas como esta son las que cimentan el movimiento feminista actual.

Además, hay que destacar el gran trabajo que hacen las asociaciones de mujeres que demuestran, día a día, su imprescindible papel en el tejido de redes entre mujeres y su valor social como punto de encuentro y de empoderamiento para las mujeres basauriarras.

TRES AÑOS DE LEGISLATURA

Ya has cumplido tres años como concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Basauri, dos años de ellos en pandemia. Efectivamente, hay que tener muy presente que estos dos últimos años han estado muy condicionados por la pandemia. Desde Marienea, hemos trabajado en todo momento muy pegadas a la situación especial que vivíamos el conjunto de la sociedad y nos preocupaba, sobre todo, las mujeres especialmente vulnerables por estar inmersas en procesos de violencia machista, que durante el confinamiento convivían con sus maltratadores las 24 horas del día. Desde el Área de Igualdad se puso especial atención a los casos que ya teníamos detectados, haciendo seguimiento y continuando con el proceso de acompañamiento y asesoramiento, tanto en el ámbito psicológico como jurídico.

También nos preocupaba la soledad de las mujeres que tienen en Marienea un lugar de socialización y que, con motivo del confinamiento, no podían acudir a la casa. Para paliar esa situación, se hacían llamadas de manera periódica a esas mujeres que, por cierto, valoraron muy positivamente ese acompañamiento telefónico.

Desde el primer momento de la pandemia, tuvimos claro que nuestra actividad no podía detenerse; teníamos que adecuarnos a la situación y tener todo preparado para retomar el día a día habitual lo antes posible. Pusimos en marcha una guía de conexión telemática con Marienea, organizamos la programación de la Escuela de Empoderamiento para poder seguirla también desde casa, celebramos, incluso, una reunión del Consejo de Igualdad virtual y pusimos una especial atención en poner a disposición de las asociaciones de mujeres los recursos y el apoyo necesarios para que cuando la situación sanitaria ya lo permitiera, reanudaran las actividades presenciales, y así lo hicieron.

¿Qué otros proyectos destacados se han desarrollado en este área? Estos tres años nos están dando para mucho y, entre otras cuestiones, hemos puesto en marcha un proceso para diseñar e implementar el Plan Interno de Igualdad, que es una herramienta que nos va a ayudar a alcanzar la efectividad del principio de igualdad de trato y oportunidades en el Ayuntamiento, y en la actividad que de él deriva.

Por otro lado, hemos comenzado la extensión del programa educativo en valores a los centros escolares de primaria. Llevamos años trabajando en los centros de secundaria y consideramos que era necesario que la educación en valores de igualdad y diversidad llegara a los niños y niñas de Basauri en edades más tempranas. Hemos empezado en tres centros y queremos extenderlo a la totalidad de los colegios de Basauri.

isabel cadaval pse

Isabel Cadaval en el Ayuntamiento de Basauri / Cedida

MUJERES MAYORES

También se ha creado un proyecto específico para mujeres mayores en Marienea. Este proyecto surge a raíz de una inquietud generada al observar que cada vez se acercan más mujeres mayores con perfiles muy dispares a los servicios y recursos que ofrece Marienea. Participan en él mujeres que ya tienen una trayectoria asociativa y activista en el municipio y otras que no habían estado previamente en la casa, lo que hace que sea un grupo heterogéneo y diverso. Este proyecto tiene como uno de sus principales objetivos impulsar la reflexión sobre la vejez desde una perspectiva feminista, valorando las experiencias de vida de las mujeres mayores y trabajando en las cuestiones que les preocupan en esa etapa de su vida.

Destacaría, también, la colocación de paneles reivindicativos y con referencia a las luchas de las mujeres en distintos espacios públicos del municipio. Consideramos imprescindible que se visibilicen y se conozcan por el conjunto de la ciudadanía basauriarra, y que estén presentes en nuestro día a día. Por eso esta iniciativa se llama “Que todos los días sean 8 de marzo”

¿Cuáles son los objetivos para el resto de legislatura en el ámbito de la Igualdad? Lo más inmediato es retomar la colaboración con los agentes festivos para trabajar en la prevención y la respuesta ante las agresiones machistas en los entornos de las fiestas patronales y de los barrios. Nos preocupa especialmente el repunte de agresiones que se producen con motivo de las fiestas. Debemos poner todos los medios para que los espacios festivos sean lugar de celebración, de diversión y de libertad.

En noviembre inauguraremos el Memorial de las víctimas y supervivientes de la violencia machista, que se ubicará en la plaza donde está la Eskarabillera, fruto de un trabajo conjunto entre el Ayuntamiento y el movimiento feminista. Pretendemos que sea un lugar de memoria, denuncia y reparación para las mujeres que han sido víctimas de la violencia machista en nuestro municipio.

Recientemente hemos comenzado con el II Plan contra la violencia machista en Basauri. Es la principal herramienta estratégica para seguir impulsando políticas públicas de igualdad para luchar contra esta lacra. Con este Plan se pretende dar continuidad al camino iniciado con el primero y que sirva como hoja de ruta para los próximos años.

Me gustaría, también, ensanchar las puertas de Marienea, es decir, que aun siendo un servicio público conocido y reconocido por gran parte de la ciudadanía, existiera un mayor conocimiento de la casa, de todos los servicios que presta. Una cuestión que creo que estamos consiguiendo con espacios como el de mujeres mayores. O el aumento significativo en la participación de niñas y jóvenes en las diferentes actividades que organizamos.

¿Cuál es el reto respecto a la participación del hombre en una sociedad igualitaria? Es un reto importante por su imprescindible participación en la consecución de una sociedad igualitaria. Una sociedad decente no puede soportar los niveles de desigualdad y violencia machista que sufrimos. Aprovecho, por tanto, a animar a todos aquellos hombres que creen en la igualdad y la practican, a ser punta de lanza de la incorporación activa del conjunto de la población masculina a esta lucha. En Marienea, tienen un sitio donde poder trabajar en esa línea.

Por último, debemos asumir el necesario fortalecimiento de las estructuras que sustentan las políticas públicas de igualdad. La recién aprobada Ley de Igualdad vasca nos reclama a todas las Administraciones públicas una mayor implicación, también desde los Ayuntamientos, y eso se consigue con más medios, más recursos y, sobre todo, con un convencimiento y un empeño dentro de la institución de que la igualdad sea objetivo común en todas sus áreas.

Arriba