Entrevistas

CINCO MINUTOS CON | Pelícanos: “Nuestro objetivo es sonar impolutos y componer letras que transmitan”

pelicanos grupo de musica

Mikel Moreno, Iñigo Obes, Asier Durán y Daniel Bahíllo componen la banda basauritarra Pelícanos, una apuesta musical con sonidos impolutos y cuidadas letras con influencias variopintas, desde Fito hasta Estopa o Manolo García. El día 9 de octubre tocaron por primera vez en Basauri en plenas fiestas, lo que para Mikel (voz y guitarra) ha supuesto cumplir todo un sueño de adolescencia.

¿Cómo ha sido tocar en San Faustos? Mikel: La primera vez que vi un concierto de fiestas de Basauri, cuando tenía 15 (ahora tengo 29), me di cuenta de que eso de estar sobre la tarima era lo que me gustaría hacer. Y por eso, esa noche ha supuesto cumplir el mayor sueño que tuve de joven, tocar canciones propias con mi banda en mi pueblo.

¿Cómo nació Pelícanos? Mikel: Tenía canciones de otro grupo en el que estuve anteriormente y se lo comenté a Dani y empezamos a quedar, hace ya dos años. Luego se unió Iñigo y a Asier también le gustó el proyecto, nos pusimos en marcha en marzo de 2021. Ahora mismo tenemos grabados cuatro temas otros nueve ya compuestos y puestos en común. Y pronto puede haber más.

¿Cómo definiríais vuestro estilo? Es pop, pero entre nosotros tenemos una coña, lo llamamos “Flamenco infusión”, porque queda como más divertido. (Ríen) A nivel compositivo tenemos influencias muy variopintas, desde Fito y Fitipaldis hasta Manolo García, MClan, Estopa o Juanito Macandé. Procuramos cuidar mucho las letras, que digan algo, que transmitan. No podemos cantar algo ‘impostado’, tenemos que sentirlo y expresarlo con naturalidad máxima.

Además, tenéis especial cuidado con el sonido. De hecho, creemos que nuestra nuestra seña de identidad es el cuidado del sonido. Nos gusta que únicamente estén los músicos y sus instrumentos sobre el escenario y sonar impolutos. La tecnología ayuda mucho en ese sentido. Por ejemplo, con la batería electrónica el sonido es más nítido y limpio. Nos preocupa la escena, la visión desde el punto de vista del espectador. Nosotros damos más valor al músico y su instrumento que al atrezzo. Sabemos que es ir un poco en contra de lo que se suele hacer ahora pero es nuestra apuesta.

¿Dónde ensayáis y cómo producís vuestras canciones? Hemos convertido un salón de casa en todo un estudio (Ríen). Nos autoproducimos y es muy ilusionante porque vas aprendiendo todo el proceso desde dentro. Ya no es tan cerrado como antes, hay más formas de llegar a la gente y eso es muy positivo.

¿Cómo veis el panorama de la música en directo actualmente después del parón de la pandemia? La verdad es que hay bastante música en directo, aunque en Basauri lamentablemente no. Creemos que tras la parada obligatoria por el coronavirus, ahora hay como mucho margen para crecer y lo cierto es que hay cada vez más conciertos que agotan las entradas rápidamente.

Arriba