Arrigorriaga

Arrigorriaga impulsará un proceso participativo para decidir el futuro del parque Mendikosolo

El contrato finaliza este mes después de 10 años / Arrigorriagako Udala

El Ayuntamiento de Arrigorriaga va a impulsar un proceso participativo para construir “con la ciudadanía y los diferentes agentes implicados” una propuesta sostenible para el parque de Mendikosolo, según han explicado portavoces municipales. La iniciativa se pone en marcha debido al inminente vencimiento del contrato, que se inició en el año 2010 y que consideran que a día de hoy “no tiene razón de ser”.

El Consitorio tendrá en cuenta varios elementos referidos al parque para llevar a cabo un modelo alternativo. Primero, que en 2011 la Conferencia Hidrográfica le requirió catalogar del embalse a presa tipo A. El nuevo equipo de gobierno, formado por EH Bildu y Arrigorriaga Gara, se topó con un sanción y con la necesidad de esa nueva catalogación”, han explicado portavoces municipales. Ahora mismo, “estamos a la espera de los resultados de un estudio técnico sobre las posibles alternativas”, han señalado.

180.000 € ANUALES

Por otro lado, han apuntado que el parque ha sufrido “una evidente transformación” estos úlitmos años. Según explican, Mendikosolo representa “un importante esfuerzo por parte del Ayuntamiento”, que alcanza los 180.000 € anuales en medios materiales, económicos y humanos. No obstante, recalcan, “el porcentaje de personas usuarias de Arrigorriaga supone solo el 10% del total”. Por ello, apuestan por reflexionar sobre si el modelo actual es sostenible tanto ecológica como medioambeltamente y sobre “si es necesario estudiar la viabilidad de modelos de gestión compartida con otras instituciones públicas”.

CIERRE DE LA TABERNA

Asimismo, consideran que el contrato licitado en 2010 “no tiene razón de ser, porque no distingue la gestión medioambiental de la evolución que pudiera tener la explotación del bar”. En este sentido, apuntan que el Ayuntamiento lleva una década “pagando por mantener abierto dicho establecimento”. Apuntan que es evidente que “gracias al buen hacer de sus responsables”, es un negocio que genera importantes beneficios económicos. Consideran que se trata de un “agravio comparativo” en relación al resto de locales de titularidad municiapal que el Consistorio tiene alquilados. Desde sus redes sociales, la Taberna Mendikosolo ha lamentado la situación tras diez años de trabajo y han señalado que no entienden como un servicio “que funciona pese a los tiempos que corren tenga que cerrar dejando a más de 15 familias sin trabajo”.

Arriba