Basauri

VIDEO // We Are Standard y Mendetz, sold out en el arranque de MAZ Basauri 2013

basauri_maz_2013_we_are_standard

El concierto de apertura de MAZ Basauri 2013 ha colgado el cartel de sold out. 700 personas acudieron a ver el concierto arrollador de We Are Standard, en la presentación de su nuevo disco ‘Day’ en Bizkaia, y impresionante directo de Mendetz.

MAZ Basauri 2013, el ciclo de conciertos cuya segunda edición va a tener lugar cada viernes del mes de mayo en el Social Antzokia, ya está en marcha tras el estreno del pasado día 3, con We Are Standard y Mendetz. Un pistoletazo de salida saldado con gran éxito, puesto que getxotarras y barceloneses agotaron las entradas, congregando a más de 700 personas en el teatro basauriarra, especialmente acondicionado para la cita al retirarse las butacas y convertirse en una inmejorable sala de conciertos.


SORPRESA DE MENDETZ Y, WE ARE STANDARD, ARROLLADORES



Abrieron los catalanes Mendetz, con ya numeroso público desde la apertura de puertas a las 21:00 horas, mostrando desde los primeros compases de su rítmico show que aquello iba a ser una fiesta por todo lo alto. No faltaron canciones como “Plasticine”, “Flashback”, “Hap Your Clands” (con la audiencia dando palmas incompletas al unísono) o ese “Freed From Desire” (versión del clásico discotequero de Gala) que desató la máxima algarabía. Para acabar, recuerdo de su gran éxito, aquel “Future Sex” con el que se dieron a conocer a mediados de la década pasada.

La banda de Getxo We Are Standard, por su parte, se sobrepuso a la adversidad (si se puede tratar como tal el alto listón colocado por Mendetz –pero, sobre todo, por el proceso gripal de su vocalista, Deu Txakartegi-) y ofreció un recital acorde con las expectativas. Intercalando temas ya clásicos de su cancionero (“The Happy Song”, “The Last Time”, “On The Floor”) con canciones de su reciente LP, “Day” (a destacar “The Way Of Gold”, “Something Bigger”, la previamente publicada “7:45 (Bring Me Back Home)” y, como no, el single “Can I Count On You”), lograron una comunión total con el público, predispuesto al baile y el cachondeo (dando réplica al vocalista, en continua búsqueda del feedback del respetable. La respuesta fue satisfactoria). Terminaron con “Waiting For The Man”, su conocida versión de The Velvet Underground.

Arriba