Basauri

Iker Soldevilla: “Ninguna competición me ha hecho sentir como el reto ‘101 km solidarios’ contra el cáncer”

iker soldevilla reto solidario
Adriana Andino e Iker Soldevilla a su llegada a meta / Cedida

El basauritarra Iker Soldevilla (1982) y Adriana Andino (Barakaldo, 1987) completaron el pasado 17 de octubre un reto muy especial: recorrer los 101 kilómetros que separan Basauri de la localidad burgalesa de Pedrosa de Valdeporras. El objetivo, recaudar dinero para lucha contra el cáncer. Finalmente, consiguieron más de 9.600 euros y además, disfrutaron de una experiencia llena de emoción que ha generado “una alegría” que todavía les dura. Charlamos con Iker, entrenador personal y vinculado al mundo de running desde muy joven (ahora de lleno en el Triatlon de media distancia, desde hace 6 años), sobre todos los detalles del reto ‘101 kilómetros solidarios’.

¿Cómo surgió la idea de realizar el reto ‘101 kilómetros solidarios? Debido a todos los impactos que he tenido de cáncer tanto en familiares, amigos y gente cercana, decidí hacer este reto a través del deporte junto con Adriana, que ha tenido también malas experiencias con esa enfermedad. Sobre todo este año, que a la gente que padece cáncer se le añaden dificultades para seguir con su tratamiento, vivir con ello y estar con la gente que aprecia y desea. Nos gusta mucho practicar deporte, correr, y pensé que podría salir algo muy grande.

¿De dónde procede la recaudación para la Asociación Española contra el Cáncer que finalmente conseguisteis? Tenemos que dar gracias por la calidad humana de toda la gente que ha creído en este reto. Finalmente recaudamos 9.652 euros, cuando nuestro objetivo eran 5.000 euros. Tuvimos diferentes vías de recaudación, la principal de nuestros 11 patrocinadores, (Forum Sport, Norcasa S.L Mobile Homes, Infisport, Runnea Academy, Estudio Mares, Serigrafia Deusto, Salomon, Arteche, Lactebal, SalusPlay, Berriztu). También vendimos mascarillas solidarias y una chica se ofreció a vender solidariamente unos cuadros que ella misma hace. También les dimos visibilidad tanto en TV, radio, redes sociales, Whatsapp y el boca a boca.

¿Tuviste claro desde el principio que querías compartir la ruta con otra persona? En un principio no. Pero cuando fui madurando la idea me di cuenta que hacer todo el proyecto solo, sería mejor hacerlo con alguien por la dificultada que tenía. No tuve dudas de que Adriana era la persona adecuada por su gran actitud en el deporte, en la vida y en los objetivos personales. Le expuse el reto en junio; quedé con ella y le fui plasmando la idea sobre un papel mientras tomábamos algo. Creo que no se sorprendió demasiado. Yo quería que fuera este año y octubre era ideal por tres razones: no anochece muy pronto como ahora, la meteorología y el suficiente tiempo para la preparación física y mental.

¿Cómo y en cuánto tiempo os preparasteis para la carrera? Empezamos en julio. Teníamos 3 meses y medio hasta el 17 de octubre, fecha que marcamos desde un principio. Los dos veníamos de una buena base deportiva, ella por practicar trail running y yo por competir en triatlon. La preparación fue individual, cada uno con su entrenador. Pero sí que compartimos entrenamientos importantes para reconocer por etapas el recorrido que nos esperaba, unificar ritmos de carrera, avituallamientos y la logística de posibles paradas, problemas que pudieran surgir, debilidades de cada uno, etc…

iker soldevilla reto solidario

El reto se completó en poco más de 12 horas / Cedida

La ruta elegida fue Basauri-Pedrosa de Valdeporres. ¿Por qué elegisteis ese destino? Pedrosa es mi pueblo de toda la vida. Tengo una unión sentimental y familiar enorme. Por parte de Adriana, ella debutó su mayor distancia corriendo por el monte en una carrera que se celebraba allí también. Y la distancia era perfecta, 101km. El cero representaba el corazón o el motor que nos mueve hacer estas cosas, y los unos son las dos personas que lo hicimos posible.

¿Cómo fue la experiencia? ¡Enorme! Tardamos 12h 7min en completarlo con paradas y todo. No he tenido nunca la sensación que tuve ese día en ninguna competición. La gente pendiente de nosotros durante todo el día desde las 5.00 a.m. que salimos de Basauri. A las 5.40h de paso por Bilbao, ya había gente que se nos unió para correr con nosotros. La gente se iba sumando al reto de diferentes maneras, pasaban con el coche y se paraban a animarnos, en bici, corriendo, con drones grabando el evento, en las calles de los municipios principales, etc … ¡¡Una pasada!! Y todo el mundo respetando la distancia y su mascarilla. Hicimos dos descansos parando totalmente: en el kilómetro 56, 3-5 minutos de parada y en el kilómetro 67, otros 12-15 minutos. Lo demás sin parar, llevábamos dos coches y una moto de apoyo que nos avituallaban constantemente.

¿Cuál fue el momento más complicado? El kilómetro 67. Paramos demasiado tiempo aunque era necesario, tanto para cambiarnos calzado y ropa como para cubrir necesidades nutricionales mas sólidas y comer con mas calma. Además Adriana estaba mal del estómago y no le admitía nada y tenía que meter algo solido al cuerpo como fuese para seguir con garantías. Todavía quedaban 33km (un termo de sopa con fideos fue lo que le sentó genial, hidratos de carbono con sales minerales, mas natural que los yogures, jejejeje. Menos mal).

¿Cómo fue el recibimiento en Pedrosa de Valdeporres? En el pueblo se juntaron un buen número de personas y cuando entramos para hacer la vuelta de reconocimiento para cubrir esos 101km, aplaudieron y silbaron como locos. Y en la entrada en meta, con una cinta de meta que ponía “Reto solidario 101Km”, se repartieron a los lados para recibirnos. Otro momento que nos emocionó fue al paso por Espinosa de los Monteros; nos hicieron pasar por la plaza del pueblo haciéndonos un pasillo humano y aplaudiendo. Lo recuerdo y me emociono.

Tras el reto solidario, ¿cómo fue la recuperación? ¿Os planteáis repetir algo similar? Sorprendentemente la recuperación mucho mejor de lo esperado, teniendo en cuenta que un esfuerzo de esas características castiga muchísimo las articulaciones. A nivel muscular recuperamos muy bien los dos en los días siguientes, sin arrastrar lesiones ni dolores mas allá de los normales. Respecto a repetir…. Puff… No, ahora con calma. Seguiremos entrenando cada uno en sus pasiones deportivas, aunque nunca se sabe si habrá mas. Dicen que todo es empezar…

Arriba