Basauri

Asier Iragorri (EAJ-PNV): “Basauri ha seguido avanzando; ahora hemos dado un fuerte impulso al pueblo”

asier iragorri alcalde basauri
Asier Iragorri alcanza en julio el ecuador de la legislatura / Bidebieta

Asier Iragorri alcanza el ecuador de la legislatura marcada por la pandemia que sufrimos desde marzo de 2020. “El Ayuntamiento ha seguido adelante, no ha parado en ningún momento”, asegura el primer edil. Además, ya en los últimos meses se han ido impulsando diferentes proyectos. Ahora, acaban de anunciar una de las inversiones más cuantiosas de los últimos años, con proyectos destacados como el Paseo de la Rana, el ascensor de Forua y la urbanización de Federico Mayo.

Basauri acaba de presentar diferentes inversiones por 3,5 millones de euros. ¿Cuál ha sido el proceso para decidir los proyectos más urgentes? Para poder priorizar las necesidades de los vecinos tenemos en cuenta los datos que nos arrojan los diferentes procesos de participación, los contactos con vecinos  individualmente, asociaciones vecinales, el Observatorio Urbano…Y los resultados hacen mucho hincapié en la necesidad de zonas verdes y paseos y en la modernización y accesibilidad de los barrio. Por otra parte, también tenemos en cuenta la disponibilidad económica y mantener el equilibrio en las actuaciones entre los diferentes barrios, priorizando siempre la urgencia y la necesidad de acometer unos proyectos u otros.

Tras el año tan complicado que hemos sufrido y las ayudas municipales a diferentes colectivos, ¿de dónde procede el dinero para esas inversiones? Hay que recordar que la anterior legislatura finalizó con un remanente importante y ya teníamos en mente acometer ciertos proyectos. No obstante, con la pandemia tuvimos que priorizar la atención a las personas y las necesidades que iban surgiendo respecto a la actividad económica o la atención psicológica a personas mayores, entre otras cuestiones. Ahora, retomamos algunos proyectos posibles gracias a ese remanente, aunque hay que decir que el Ayuntamiento ha seguido sacado adelante diferentes proyectos.

¿Qué proyectos serán los primeros en llevarse a cabo? Está muy avanzado el Paseo de la Rana, que tendrá una inversión de 400.000 euros y que responde a una demanda histórica de los vecinos. Estamos en conversaciones con URA y se está redactando ya el proyecto. Por otro lado, estaría el ascensor de Forua, que lleva valorándose años y que podríamos licitarlo quizás a finales de año. Supondría una inversión de 700.000 euros. En total, tenemos seis ascensores públicos en Basauri, la mejora de la accesibilidad es una de nuestras grandes apuestas. Por último, destacaría intervención en Federico Mayo, que supone la última etapa de intervención en dicha barriada, con un presupuesto de 400.000 euros. Estos tres son los proyectos más inmediatos, sin olvidar otros a medio plazo como el aparcamiento de Matxitxako y Urbi o el camino biosaludable de Kareaga.

ASCENSORES URBANOS

Todavía queda pendiente el proyecto del ascensor de San Miguel, puesto que se está analizando la propuesta de la Asocación de Vecinos. ¿En qué punto está este análisis? Para el proyecto inicial teníamos la partida presupuestaria y los estudios técnicos, pero los vecinos nos plantearon otras alternativas. La última de ellas plantea una ubicación totalmente distinta que está condicionada a la viabilidad técnica y económica. Además, la intervención sería en un parcela diferente que impacta en el desarrollo urbanístico de esa zona. También está presente el proyecto de urbanización de una parte de Ramón y Kareaga, que también es demandada por los vecinos, aunque ellos priorizan la construcción del ascensor. Por todo ello pueden ralentizarse los plazos, ya que se necesita un nuevo estudio técnico y también entra en juego la cesión de los terrenos.

Se han reservado 60.000 euros para el proyecto y el estudio del ascensor de Karmelo Torre, también muy demandado por los vecinos. Se trata de un terreno con varios propietarios, por lo que necesitamos el permiso de las comunidades primero para realizar el proyecto. Por lo tanto, no depende solo del Ayuntamiento. Si la ubicación es viable, haría falta posteriormente la cesión de esos terrenos. Es un proyecto importante porque mejoraría la accesibilidad de todo el barrio en general.

Recientemente se daba otro paso importante en el Plan de Regeneración Urbana, que cambiará el corazón de Basauri. Hemos vendido una de las parcelas de Pozokoetxe por 4 millones de euros, lo que se reinvertirá en el propio plan, puesto que se autofinancia. Con ese dinero abordaremos otras acciones como los realojos, la reurbanización del parque o mejoras de accesibilidad en San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe. Empezamos con la venta de la Casa de los Maestros y con ese dinero empezamos a invertir, y con estos nuevos ingresos seguiremos adelante con el plan previsto.

En junio se van abordar las zonas prioritarias de actuación respecto a la contaminación acústica, teniendo en cuenta la consulta online que se ha hecho al efecto. ¿Se pueden avanzar algunas de las zonas que tendrán prioridad? Hemos hecho un proceso de participación para priorizar las zonas o barrios más afectados, que ya se proponen en el propio plan. Todavía no tenemos los datos, pero una vez ordenados irán al Consejo de Sostenibilidad que se celebra en junio y se consensuarán las zonas prioritarias. Este trabajo viene de 2018, cuando se aprobó el Plan de Lucha contra el Ruido. Se propusieron varios fases para ver cómo intervenir, costes y beneficios, agentes implicados. Ya en febrero se aprobó la revisión del mapa de ruido, en el que entra este proceso de participación.

Basauri acaba de ser reconocido por el Gobierno Vasco entre los municipios de Euskadi por la defensa del Clima y la Transición Energética. Además, se acaba de aprobar de forma inicial el Plan de Adaptación a las Consecuencias del Cambio Climático de Basauri.  ¿Cuáles son las principales medidas que plantea el municipio? Desde hace años desarrollamos varias acciones en ese ámbito, más de 70 en total. Con el reconocimiento del otro día, se impulsa seguir en esa misma línea a medio plazo, hasta 2050. Trabajamos desde el Ayuntamiento pero también desde la ciudadanía y desde las empresas de Basauri con acciones como los paneles solares en Artunduaga, criterios medioambientales en las contrataciones, energía 100% renovable en las instalaciones municipales… Además del alumbrado eficiente del municipio, los huertos urbanos o la protección de zonas verdes y arbolado, la movilidad sostenible o la restauración ecológica de los márgenes de los ríos…

asier iragorri

Asier Iragorri junto a la consejera Tapia durante el reconocimiento a Basauri entre los municipios comprometidos con la acción climática / Irekia

HACIA LA NUEVA NORMALIDAD

Los bonos consumo en el comercio de Basauri han funcionado. ¿Se podría repetir la iniciativa en otra época del año? El impacto está siendo muy positivo. Haremos una análisis con los comerciantes teniendo en cuenta los resultados finales. Hasta ahora el impacto generado alcanza en torno a 500.000 euros con una subvención de 110.000 euros. Tras el análisis, veremos si reeditamos algo similar u otras propuestas diferentes, todavía es prematuro adelantarlo.

Por otra parte, se han recuperado los cursos y talleres para mayores, habrá udalekus y se ha puesto en marcha el programa Udaberri Basauri. Si la situación sigue mejorando, ¿qué otros programas o iniciativas se podrán llevar a cabo en breve? Respecto a los mayores, activar los cursos era una necesidad importante, puesto que les afectaba mucho la situación psicológicamente. Aunque ahora son grupos reducidos, en septiembre/octubre veremos si podemos ir abriendo un poco más. Por su parte, Udaberri Basauri, (con actividades todos los fines de semana de mayo y junio) es una apuesta para testar cómo abordar temas culturales, deportivos y lúdicos en la calle, en un entorno controlado y con todas la medidas adecuadas. También se trata de dar un poco de aire a los vecinos, para poder hacer algo diferente. Y por supuesto, también para dar un impulso al gremio que trabaja en la organización de la cultura, la música y el tiempo libre. En septiembre/octubre ya se analizarán qué otras posibilidades pueden abrirse.

En julio llegaremos al ecuador de la legislatura. Teniendo en cuenta las dificultades provocadas por la pandemia, ¿qué balance harías hasta ahora? Obviamente esta legislatura es distinta, hemos seguido apostando claramente por las personas, como lo hemos hecho siempre pero esta vez nos hemos tenido que adaptar a la situación. El objetivo ha sido proteger a las personas y su salud, sin olvidar que tenemos un programa electoral con una serie de proyectos. Quizás estos últimos meses le hemos dado un impulso más fuerte a ese programa. Pero también hay que decir que, con todas las dificultades que hemos tenido, hemos ido cumpliendo más de la mitad del programa. El Ayuntamiento ha sabido adaptarse a la situación y no hemos parado en ningún momento. Hemos seguido avanzando con la vivienda protegida, el parque de Bizkotxalde, el parking de San Miguel… Hemos avanzando a un ritmo importante a pesar de lo que nos ha tocado. También ha sido importante la estabilidad que nos ha brindado el pacto de legislatura con el PSE.

Arriba