Galdakao

Galdakao y Basauri muestran su apoyo “total e inequívoco” a la plantilla de Formica

galdakao_formica_manifestacion_trabajadores

Los ayuntamientos de Basauri y Galdakao han hecho pública una declaración institucional en la que instan a la empresa a que “agote todas las vías posibles de negociación” y al Gobierno vasco y Diputación de Bizkaia a que “den los pasos necesarios para impedir su cierre”.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL AYUNTAMIENTO DE BASAURI


El pasado 28 de junio, dos directivos de la central de la empresa Formica comunicaron a los miembros del Comité de Empresa la decisión “irrevocable” de cerrar la planta de esta fábrica ubicada en Galdakao. Según la información trasladada por los propios delegados sindicales, estos directivos les comunicaron que “sólo queda margen para negociar las indemnizaciones”.

Siendo Formica una empresa señera de Galdakao, pero también de los municipios de la zona, entre ellos Basauri, que cuenta también con trabajadores en ella, su posible cierre tendría un impacto directo en el desarrollo económico de la zona y en el bienestar de muchas familias basauritarras.

Este cierre afectaría a un total de 180 trabajadores de un total de 208, detrás de los cuales se encuentran, además, familias enteras que han organizado su vida sobre la base de esa dedicación laboral. 

Entre los argumentos más destacados por los que se decide cerrar la planta de Galdakao frente a la de Valencia, según información de la propia empresa, se basan en que los costes laborales son más altos y que disponen de una menor plantilla para poder hacer frente a la centralización de la producción.

Frente a estos argumentos, el Comité destaca la existencia de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se presentó en 2009 y que no fue utilizado, y que posteriormente, la empresa incentivó la salida de 45 trabajadores y trabajadoras, las personas más veteranas, de una plantilla de 281. Al mismo tiempo, la planta destaca por ser la única del grupo que fabrica sus propias resinas, proporcionándole una mayor calidad al producto y un menor coste de fabricación.

Por eso, y teniendo en cuenta las aportaciones realizadas por el Comité, se presenta a continuación la siguiente declaración institucional:

  • – El Ayuntamiento de Basauri muestra su apoyo total e inequívoco a la plantilla de Formica y sus familias ante el cierre planteado, poniéndose al servicio del Ayuntamiento de Galdakao para cualquier acción que a nivel institucional crea conveniente impulsar para evitar este cierre.
  • – Respetando de entrada el ámbito de gestión privada, el Ayuntamiento de Basauri solicita a la empresa que haga un esfuerzo para agotar todas las vías posibles de negociación con la plantilla que puedan abrir, al menos, un resquicio a la esperanza y que la decisión adoptada y anunciada deje de ser “irrevocable”, dejando así un margen de maniobra para evitar el cese de la actividad en Formica.
  • – El Ayuntamiento de Basauri muestra su apoyo total e inequívoco a la plantilla de Formica y sus familias ante el cierre planteado.
  • – El Ayuntamiento de Basauri solicita a la empresa Formica a que abra vías de negociación con la plantilla encaminadas a garantizar, en cualquier caso, la continuidad de la planta. Asimismo, se solicita a la empresa que defina un Plan Industrial o Memoria Explicativa que razone y argumente sus posiciones.
  • – El Ayuntamiento de Basauri manifiesta su apuesta decidida por el empleo. En este sentido, el Ayuntamiento usará de las herramientas que en su ámbito de competencia tiene, para conseguir el mantenimiento de la actividad productiva en nuestro municipio, y evitar el desmantelamiento de la misma y su conversión en activos económicos, sino en productivos generadores de empleo y riqueza.
  • – El Ayuntamiento de Basauri se suma, e invita a todos los vecinos y vecinas a hacerlo igualmente, a todas las acciones y movilizaciones que emprenda la plantilla de Formica en su legítima lucha por el mantenimiento de sus puestos de trabajo.
  • – Si las partes así lo considerasen necesario y siempre en coordinación con el Ayuntamiento de Galdakao, el Ayuntamiento de Basauri se muestra dispuesto a llevar a cabo las acciones de mediación oportunas en aras a evitar el cierre anunciado. Creemos que hay una base real para sondear esta posibilidad, ateniéndonos a la capacitación de la plantilla y el nivel de producción de esta fábrica.
  • – El Ayuntamiento de Basauri insta al Gobierno Vasco y a la Diputación Foral de Bizkaia, a que continúen realizando las gestiones necesarias para impedir su cierre.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Basauri (EAJ-PNV, EE-PSE, BILDU, PP), a 25 de julio de 2012

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL AYUNTAMIENTO DE GALDAKAO


El pasado 28 de junio, dos directivos de la central de la empresa Formica comunicaron a los miembros del Comité de Empresa la decisión “irrevocable” de cerrar la planta de esta fábrica ubicada en Galdakao, anuncio que cogió por sorpresa al propio Comité. Según la información trasladada por los delegados sindicales a la Corporación galdakoztarra, reunida en pleno ese día, estos directivos les comunicaron que “sólo queda margen para negociar las indemnizaciones”.

Formica siempre ha sido un referente de Galdakao, vinculada al propio desarrollo industrial que refleja la historia contemporánea de nuestro pueblo. Por ello, su posible cierre supondría un deterioro del tejido industrial del municipio, con el consiguiente incremento del paro en la zona, y tendría un impacto directo no sólo en ese desarrollo económico del municipio, sino que clausuraría además, un apartado importante de su propia historia. Aspectos que nos negamos a aceptar.

Y lo que es más importante, este cierre afectaría a 208 trabajadores y trabajadoras (14 en contratos relevo), la mayoría vecinos y vecinas de Galdakao. Detrás de cada puesto de trabajo se encuentran, además, familias enteras que han organizado su vida sobre la base de esa dedicación laboral. Si falla ese punto de apoyo, se viene abajo todo lo demás.
En aquel pleno, se trasladó el apoyo de este Ayuntamiento a la plantilla, adelantándoles a sus representantes sindicales que esta institución emprenderá todas las acciones que estén en su mano para impedir este cierre planteado por la Dirección de Formica.

Entre los argumentos más destacados por los que se decide cerrar la planta de Galdakao frente a la de Valencia, según información de la propia empresa, se basan en que los costes laborales son más altos y que disponen de una menor plantilla para poder hacer frente a la centralización de la producción.

Frente a estos argumentos, el Comité destaca la existencia de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se presentó en 2009 y que no fue utilizado, y que posteriormente, la empresa incentivó la salida de 45 trabajadores y trabajadoras, las personas más veteranas, de una plantilla de 281. Al mismo tiempo, la planta destaca por ser la única del grupo que fabrica sus propias resinas, proporcionándole una mayor calidad al producto y un menor coste de fabricación.
Por eso, y teniendo en cuenta las aportaciones realizadas por el Comité, se presenta a continuación la siguiente declaración institucional:

■ El Ayuntamiento de Galdakao considera que existe una base real, de acuerdo a la capacitación de la plantilla y al nivel de producción de la fábrica, para rechazar el cierre planteado por la dirección de la misma.

■ El Ayuntamiento de Galdakao muestra su apoyo total e inequívoco a la plantilla de Formica y sus familias ante el cierre planteado.

■ El Ayuntamiento de Galdakao solicita a la empresa Formica a que abra vías de negociación con la plantilla encaminadas a garantizar, en cualquier caso, la continuidad de la planta. Así mismo, se solicita a la empresa que defina un Plan Industrial o Memoria Explicativa que razone y argumente sus posiciones.

■ El Ayuntamiento de Galdakao manifiesta su apuesta decidida por el empleo. En este sentido, el Ayuntamiento usará de las herramientas que en su ámbito de competencia tiene, para conseguir el mantenimiento de la actividad productiva en nuestro municipio, y evitar el desmantelamiento de la misma y su conversión en activos económicos, sino en productivos generadores de empleo y riqueza.

■ El Ayuntamiento de Galdakao se suma, e invita a todos los vecinos y vecinas a hacerlo igualmente, a todas las acciones y movilizaciones que emprenda la plantilla de Formica en su legítima lucha por el mantenimiento de sus puestos de trabajo.

■ El Ayuntamiento de Galdakao se ofrece a las partes implicadas para ejercer el papel de mediador en el conflicto, si las partes lo consideran oportuno.

■ El Ayuntamiento de Galdakao solicita al Gobierno Vasco y a la Diputación Foral de Bizkaia, a que continúen realizando las gestiones necesarias para impedir su cierre. 

Arriba