Entrevistas

CINCO MINUTOS CON | Etxebarria Aita-Seme: “En cuanto suena la trikitixa, la gente mueve el esqueleto”

etxebarria aita seme entrevista

Koldo Etxebarria (Zollo, 1960) y Unai Etxebarria (Basauri, 1993) son padre e hijo y además, formaron hace años un grupo de trikitixa. Ahora acaban de lanzar su nuevo trabajo ‘Lau Belaunaldi’, que incluye doce canciones. “Una única canción es propia y el resto son versiones de temas como ‘No hay tregua’ o ‘Lau teilatu’, explica Unai. Además, sobre la afición a la trikitixa, explica “en el pasado, la gente se desvivía por ir a una romería de las de antes, y ahora no tanto. Al final, te tienes que adaptar a los nuevos tiempos pero estaría bien que cuidásemos lo de casa para no dejarlo morir”.

Acabáis de lanzar ‘Lau Belaunaldi’. ¿Qué podemos encontrar en este nuevo trabajo? Se caracteriza por ser como lo que hacemos en nuestras actuaciones. Es un álbum creado desde el cariño máximo e intentando reflejar la fusión que creamos desde los principios de esta saga. Dentro podemos encontrar 12 canciones, de ellas una única canción es propia y el resto son versiones. Todo ello tiene de base la Trikitixa y el pandero, y después se ha armonizado el conjunto.

¿Cuándo empezasteis a trabajar y cómo ha sido el proceso de creación?  Comenzamos a trabajar en el álbum en octubre de 2022. Con canciones que tocábamos en actuaciones, algunas que teníamos pensadas y un conjunto de ideas que al final resultaron el Lau Belaunaldi. Al final, llevamos toda la vida juntos (jaja) así que no ha sido difícil la convivencia en el estudio.

¿Qué temas abordáis en las letras de vuestras canciones? Básicamente el estado actual de la sociedad. En la canción ‘Alkate zinegotzi’, a parte de grabar el vídeo como una parodia, pues nos gustó incluir una situación que tanto se ha dado en el tema político…

¿Qué impresiones os han transmitido vuestros primeros oyentes? Que no se esperaban esto. La verdad que es algo que hay que escuchar, en conjunto, pues es algo que va un poco mas allá de lo tradicional. La verdad es que el apoyo recibido ha sido brutal y tampoco nos hubiéramos imaginado al principio de todo esto el tirón de la gente.

¿Cómo es trabajar padre e hijo? ¿Cuáles son las ventajas en inconvenientes (si los hay)? Al final es como si fuéramos nuestros mejores amigos, el uno del otro. Somos cómplices de nuestros hechos y también psicólogos de nuestros pensamientos, así que se puede decir que es un poco amor-odio (jaja). Al final, llevamos toda la vida juntos (jaja) así que no ha sido difícil la convivencia en el estudio.

Unai ha lanzado también discos en solitario. ¿Qué diferencias hay entre trabajar solo y con otra persona? Tienes que tener en cuenta la palabra de la otra persona. Muchas veces necesitas de la otra para darte cuenta también, pero en este caso no es algo que haya sido muy bestia, nos hemos arreglado muy bien.

¿Cómo veis actualmente la salud de la trikitixa? ¿Sigue habiendo mucha afición? Creemos que no es lo que era antaño. En el pasado, la gente se desvivía por ir a una romería de las de antes, y ahora no tanto. Al final, te tienes que adaptar a los nuevos tiempos pero estaría bien que cuidásemos lo de casa para no dejarlo morir. Es comprensible, porque antes o no llegaba o no había tanta variedad de producto musical. Y luego por otra parte los medios, que te hacen escuchar lo que quieren. Visto así es complicado.

¿Cuál diríais que es la magia de este instrumento? La alegría que transmite. Te das cuenta en cuanto suena que la gente mueve el esqueleto (jaja).

Arriba